El fiscal pide 309 años para el doctor Morín por un centenar de abortos ilegales

El acusado y su equipo practicaron interrupciones del embarazo después de los siete meses y medio

La Fiscalía ha pedido 309 años de cárcel para el médico peruano Carlos Morín, acusado de practicar 101 abortos ilegales en clínicas de Barcelona hasta 2007. Morín está acusado de los delitos de aborto ilegal, asociación ilícita y falsedad documental, lo mismo que su mujer, María Luisa Duran, a la que el ministerio público considera responsable de 66 de esos abortos. Las penas para Duran suman 204 años de prisión.

Los hechos ocurrieron en las clínicas Ginemedex, TCB y CBM, adonde acudieron centenares de mujeres de España y del resto de Europa para que les fueran practicados abortos de una forma rápida y sin tener que dar explicaciones. El escándalo de los abortos ilegales fue destapado por una televisión pública de Dinamarca.

Más información
La juez imputa a Morín por 115 abortos y no a las pacientes

Morín y su equipo facilitaron el aborto de mujeres con un embarazo que superaba los siete meses y medio. Además, justificaban los abortos practicados a las 22 semanas acogiéndose a la antigua ley del aborto española, que permitía interrumpir el embarazo en cualquier momento si éste ponía en grave riesgo la salud física o mental de la madre. Sin embargo, la mayoría de las mujeres ni siquiera eran visitadas por un especialista.

Para camuflar esas irregularidades, Morín contaba con la ayuda de dos psiquiatras que firmaban los informes sin haber visto a las pacientes. Para ellos, la fiscalía pide 62 y 201 años de cárcel.

El fiscal considera que Morín creó "una estructura dedicada a realizar prácticamente de forma exclusiva y continuada interrupciones voluntarias del embarazo sin sujeción a ningún requisito legal ni a ningún plazo temporal".

En su declaración ante la juez que ha instruido el caso y que ahora ha abierto juicio oral, Elisabet Castelló, el médico peruano admitió haber atendido en los últimos meses a "una gran población de menores" y haber facilitado la interrupción del embarazo a chicas de 13 años.

El médico Carlos Morín durante el registro de una de sus clínicas en noviembre de 2007.
El médico Carlos Morín durante el registro de una de sus clínicas en noviembre de 2007.TEJEDERAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS