Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide 10 años de inhabilitación para el juez Serrano

El ministerio público le acusa por un delito de prevaricación al modificar el régimen de visitas de un menor para que saliera en una procesión

El fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha solicitado 10 años de inhabilitación del ejercicio profesional y una multa de 5.400 euros para el juez de Familia de Sevilla Francisco Serrano. La fiscalía acusa al juez de un delito de prevaricación, al alterar el régimen de visitas de un menor, hijo de padres divorciados, para que pudiese salir el una procesión de Semana Santa.

El juez Serrano está acusado de ampliar irregularmente en un día y medio la estancia del niño, de 12 años, con su padre, puesto que la madre se oponía a que saliese como paje en una procesión de la "Madrugá" del Viernes Santo de 2010. El TSJA consideró estos hechos como una "estratagema procesal" de Serrano para que el asunto recayera en su juzgado, y no en el encargado del divorcio de los padres, el de Violencia de la Mujer número 4.

Por su parte, la Audiencia no declaró nula la decisión de Serrano entendiendo que "no prescindió total y absolutamente de las normas esenciales del procedimiento", "ni omitió los principios de audiencia, asistencia o defensa determinantes de una efectiva indefensión".

Pero el TSJA, según informa Efe, sí que ha solicitado la responsabilidad penal en su grado más bajo para el juez por un presunto delito de prevaricación previsto en el artículo 466.3 de Código Penal, que contempla entre 10 y 20 años de inhabilitación. El juicio se celebrará en los próximos meses ante un tribunal de la sala civil y penal del TSJA. El fiscal ha pedido que declare el propio imputado y ocho testigos, entre los que se encuentran los funcionarios del juzgado de Familia que intervinieron en el caso y la familia afectada por la modificación del régimen de visitas.