Los docentes tendrán que aprobar un año de prácticas para conseguir una plaza en la pública

El Ministerio de Educación presenta a los sindicatos el borrador para el nuevo sistema de acceso de los profesores

La fase de prácticas será realmente una parte decisiva de las oposiciones para conseguir una plaza de profesor en la escuela pública. Así lo establece el borrador del real decreto para el nuevo sistema de acceso a las plazas de profesor funcionario que ayer presentó el Ministerio de Educación a los sindicatos. De ese modo, con el nuevo sistema, los aspirantes no conseguirán la plaza hasta que, después de superar los exámenes de la oposición (más o menos los que existen ahora mismo), aprueben también una fase de prácticas de un curso completo en un colegio o instituto.

Ya están establecidos en la actualidad unos meses de prácticas tras la oposición antes de convertirse oficialmente en profesor funcionario, pero se trata en la inmensa mayoría de los casos de un mero trámite que, salvo casos muy flagrantes, se pasa sin más con el visto bueno del director del centro público donde se realizan las prácticas. Sin embargo, con la nueva propuesta, ese visto bueno al final de un curso completo de prácticas lo tiene que dar una comisión formada por un representante del ciclo (para primaria) o departamento del que forme parte (para secundaria, de Matemáticas, Ciencias Sociales, Lengua y Literatura, etcétera), otro del consejo escolar del centro, el tutor de las prácticas, el director y el inspector educativo de la zona que le corresponda al centro. Además, después de eso, el aspirante tendrá que superar todavía una prueba final en la que tendrá que demostrar lo que ha aprendido. Solo entonces conseguirá una plaza de profesor en la enseñanza pública no universitaria, que comprende la educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional.

Más información

Además, otras de las novedades propuestas es que durante el ese periodo de prácticas, el profesor no dará clase como cualquier otro, sino que las darán solo durante la mitad de su jornada, para dedicar la otra mitad a las actividades de formación que diseñe el propio colegio o instituto en que esté ejerciendo.

La normativa de acceso a función pública docente que está ahora en vigor expira este año. Se trata de un sistema transitorio que se aprobó con la Ley Orgánica de Educación en 2006 para tratar de reducir el número de profesores interinos (ofreciéndoles ciertas ventajas), cuyo número se había disparado en la última década, sobre todo en algunas comunidades. Así, es necesario un nuevo sistema. Sin embargo, algunos sectores, como el sindicato Stes, dudan de que el Gobierno consiga aprobar el proyecto en el poco tiempo que queda de legislatura (la elecciones generales son dentro de un año) y con la actual situación política, lo que "hace del todo desaconsejable abrir el proceso de negociación de un nuevo sistema de acceso", dice el sindicato en un comunicado. Así, Stes pide a Educación que prorrogue un año más el actual sistema transitorio.

FETE-UGT, por su parte, está aún estudiando los detalles de la propuesta. Sin embargo, en principio ven con buenos ojos un sistema que incluye las prácticas dentro del proceso selectivo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50