Un juez condena al Servicio Catalán de la Salud a pagar 450.000 euros por un fallo del Hospital de Mataró

Dos pacientes fallecieron tras inhalar gas anestésico en lugar de oxígeno por un error de conexión en las tomas

El Juzgado de lo Penal número 1 de Mataró (Barcelona) ha condenado al Servicio Catalán de la Salud y a ocho responsables de las empresas que construyeron el Hospital de Mataró a indemnizar con un total de 450.000 euros a las familias de dos pacientes que fallecieron en 1999 al inhalar por error gas anestésico en lugar de oxígeno durante unas pruebas en la sala de radiología del centro hospitalario.

Las instalaciones del servicio de Rayos X del hospital no se habían finalizado cuando el Servicio Catalán de la Salud firmó la recepción de las obras del centro hospitalario, en septiembre de 1998. Tras esta fecha, según la sentencia, nadie supervisó la finalización de las obras en el servicio de radiodiagnóstico, por lo que no se detectó "un cruzamiento de líneas" en las tomas de gases de oxígeno y de gas anestésico, error que provocó la muerte de los dos pacientes.

El tribunal considera a los acusados como autores de dos falta de homicidio por imprudencia leve y les obliga a pagar a las familias de las víctimas indeminizaciones que suman 450.000 euros. Además, deberán pagar 6.000 euros al Comité de Trabajadores del Consorcio Sanitario Maresme. El colectivo de abogados Ronda, que defendía a los trabajadores, considera que de esta manera la sentencia "reconoce que los empleados salieron perjudicados por los hechos en su prestido profesional".

Además de un directivo del Servicio Catalán de la Salud, los condenados son responsables de las empresas Fomento de Construcciones y Contratas, Carburos Metálicos S. A, Sanmar SCP y ECA S.A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS