Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el presunto asesino de su expareja en Fuente el Saz

La víctima tenía una orden de alejamiento desde julio, que su presunto asesino quebrantó en enero, pero las autoridades consideraron el riesgo "bajo".- Tres de las 14 mujeres muertas en 2011 habían denunciado y las tres tenían medidas de protección en vigor

La Guardia Civil ha detenido a Vicente S.M, español de 55 años, como presunto asesino de su Marylin Wilson, su expareja, de 52 años y de nacionalidad británica, que ha muerto apuñalada a primera hora de esta mañana en Fuente el Saz del Jarama, una pequeña localidad de 6.300 habitantes al norte de la Comunidad de Madrid. Tras seis horas de búsqueda, los agentes le han capturado en Valdetorres del Jarama, a 6,5 kilómetros del lugar del crimen. Se trata de un nuevo caso de violencia de género, 14 en lo que va de año. La mujer había denunciado a su excompañero, con el que tiene dos hijos, el pasado mes de junio y tenía orden de orden de alejamiento e incomunicación en vigor desde julio. El hombre fue condenado por malos tratos en dos ocasiones, primero por amenazas y después por quebrantamiento de las medidas de alejamiento. Las autoridades pensaban sin embargo que tenía un "riesgo bajo" de morir a manos de su expareja.

El asesinato se ha producido en plena calle. Hacia las 8.00, el SUMMA ha recibido el aviso de que había una mujer herida en la vía pública, a la altura del kilómetro 12 de la M-103 a su paso por el casco urbano de Fuente el Saz, situado a 32 kilómetros al noreste de Madrid. Hasta el lugar de los hechos se han desplazado la Guardia Civil y una UVI móvil del SUMMA, que han encontrado a la víctima inconsciente, en estado crítico y con "varias heridas incisas bastante profundas", una en el hemitórax izquierdo y dos en el abdomen. Los médicos han conseguido estabilizar a la herida y trasladarla al hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, donde ha fallecido poco después de ingresar a causa de la gravedad de sus heridas.

"Riesgo bajo" de ser asesinada

Al parecer, el hombre ha esperado a su expareja a la salida de su casa y la ha agredido con un cuchillo, para huir después a pie del lugar. La Guardia Civil ha "cercado" toda la zona en busca al presunto agresor y han realizado una batida con motos y todoterrenos, además de un helicóptero, que ha dado sus frutos unas seis horas después en Valdetorres del Jarama, donde ha sido detenido. Le han arrestado a las 14.20 en la calle Torrelaguna de esta localidad, donde le ha identificado una patrulla de Seguridad Ciudadana y el ha detenido. No ha opuesto resistencia y está siendo interrogado en el puesto de la Guardia Civil de la localidad.

La Guardia Civil y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han explicado que contra el presunto asesino, de profesión camarero, pesaba una orden de protección desde el 29 julio de 2010 tras interponer la mujer una denuncia por amenazas. La orden la dictó el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Torrejón de Ardoz que, tras un juicio rápido, derivó el procedimiento al Juzgado de lo Penal nº1 de Alcalá de Hernares y dictó una orden de protección en la que se le prohibía acercarse a su ex a una distancia inferior de a 500 metros. También se le prohibió comunicarse con ella por cualquier medio: visual, verbal, escrito, telefónico, telemático o postal, además de por terceras personas. El 9 de noviembre de 2010, el juzgado de Alcalá al que se envió la causa condenó al presunto asesino por amenazas a nueve meses de prisión. En la misma resolución, se mantenían las medidas cautelares hasta que la sentencia fuera firme.

Vicente quebrantó la orden de incomunicación el 25 de enero de este año, cuando llamó a la mujer por teléfono. Tras una nueva denuncia, el Juzgado de Primera Instancia nº7 de Torrejón impuso al acusado otros ochos meses de prisión. La condena fue suspendida durante dos años, a petición de la defensa y sin la oposición de la fiscalía, siempre que respetara las medidas de alejamiento. Agentes del puesto de Algete estuvieron el pasado sábado con la víctima dentro de las visitas esporádicas que están previstas por la normativa para los casos de "riesgo bajo" -al igual que la mujer asesinada en Málaga en febrero, Susana G., de 37 años-. En ese encuentro, la mujer manifestó que "no tenía un temor especial" por su situación, sobre todo porque su agresor se había mudado a otra localidad.

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Fuente el Saz, donde la víctima vivía desde hace 20 años, conocían los antecedentes de violencia de género de Marylin, pero se han mostrado "sorprendidos" por el fatal desenlace del caso. Así lo ha explicado a Europa Press la alcaldesa del municipio, Mónica García, que ha lamentado lo ocurrido y ha expresado su "más absoluto rechazo y consternación". Respecto al hecho de que la mujer hubiera denunciado y hubiera una orden de alejamiento, García ha reconocido que "probablemente algo falla" y ha admitido que todos los protocolos de coordinación administrativa y policial para prevenir estas muertes son "mejorables". El Ayuntamiento de Fuente el Saz ha convocado para mañana martes un pleno extraordinario para condenar el suceso y decretar algún día de luto oficial por el fallecimiento. Asimismo, ha convocado en la plaza de la Villa una concentración posterior para que los vecinos expresen su condena por lo sucedido. Tras conocer la muerte, la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, se ha reunido con la Unidad de Violencia de Género. La secretaria de Políticas de Igualdad del PSM, Carmen Toledano, ha condenado el "asesinato machista" en nombre de los socialistas. Por su parte, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, ha convocado una concentración en repulsa por este suceso que ha tenido lugar a las doce en la puerta de la Cámara.

Segunda muerte por violencia de género en Madrid

Según el balance de la Secretaría de Igualdad, actualizado el día 1 de marzo, hasta el momento se ha registrado 13 crímenes machistas, 14 si se confirman las sospechas de la Guardia Civil respecto a la mujer de Fuente el Saz. Son seis más que en el mismo período del año anterior. La víctima de hoy es la primera de marzo, ocho de las muertes se produjeron en enero y otras cinco en febrero. Con la de hoy, habían denunciado tres y las tres tenían medidas de protección en vigor. La violación de las medidas se produjo en un caso con consentimiento de la víctima y en otro sin él. De momento, se desconoce si hoy se produjo o no consentimiento. De las víctimas, 11 son españolas, incluida la fallecida en esta localidad de Madrid, y tres extranjeras. Cuatro de los asesinatos se han producido en Andalucía, dos en Cataluña y dos, con el de hoy, en Madrid.

El otro caso mortal de la región se produjo en Fuenlabrada el 19 de enero. Francisco estranguló a su mujer, Carmen Juárez Martín, de 54 años, con la que compartía una habitación de alquiler en Fuenlabrada. Tras perpetrar el crimen se echó a la calle y no le contó a nadie lo que había hecho. La inquilina de la vivienda, una mujer ecuatoriana que subarrendaba habitaciones para poder hacer frente a los pagos, se encontró el cadáver de Carmen, que llevaba 12 horas muerta, tendido en la cama. Los policías se pusieron a buscar a Francisco, pero no tuvieron que ir muy lejos. Se había sentando a esperar en una plaza a unos 100 metros del lugar del crimen. En comisaría, confesó ser el autor de los hechos.

Además, desde hace casi tres mese se busca a la vecina de Boadilla María Piedad García Revuelta, que lleva en paradero desconocido desde el 12 de diciembre. Su ex compañero sentimental, Javier Sánchez Toledo, de 38 años, se ahorcó dos días después de la desaparición. En febrero, además, un hombre, de origen paquistaní, asestó varias puñaladas en un brazo y en una pierna a una mujer en la panadería en la que trabaja. El dueño del negocio, que intentó defenderla, recibió una puñalada en el costado. El panadero logró reducirle y le encerró dentro del local. Acorralado, el hombre, llamado Hussein, se clavó el puñal en el abdomen. Un juez de Móstoles había impuesto al agresor esa semana una orden de alejamiento de la que había sido su mujer, Mónica Espino Albasán, de 28 años.

Más información