Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro golpe para las células madre de origen adulto

Investigadores europeos descubren que al obtenerlas se multiplican los genes cancerígenos

Las células madre pluripotenciales inducidas a partir de la piel o el pelo (las llamadas iPS por sus siglas en inglés) tienen, por su propio proceso de obtención, mutaciones de genes relacionados con procesos tumorales, según ha descubierto un equipo internacional dirigido por Thanos Halazonetis, de la Universidad de Ginebra.

El estudio, que publica la revista especializada Cell death and differentiation, es el segundo contratiempo en un par de semanas para este material biológico, que se considera un potencial sustituto de las células madre de origen embrionario. El anterior, publicado por Nature, fue que estas células conservaban genes activos que no se corresponden con el estado embrionario, sino heredado de las adultas de las que se obtenían.

El trabajo se ha basado en el análisis del resultado de dos procesos: la obtención de células madre equivalentes a las embrionarias (las iPS) a partir de pelo y de fibroblasto de ratón. En ambos casos se ha visto que contienen "deleciones y amplificaciones del genoma, cuya firma sugiere una replicación de oncogenes" relacionados con el gen p53, afirman los autores del trabajo. O, lo que es lo mismo, que el material biológico así obtenido tiene más tendencia en el futuro de desarrollar tumores, lo que limitaría enormemente su uso.

El resultado va en línea con el anterior de Nature, y refuerza que, de momento al menos, no se puede abandonar -mal que le pese a los sectores más conservadores- la investigación con embriones, que son células que están de manera natural predestinadas para diferenciarse en los más de 300 tipos de tejidos que hay en el cuerpo humano.