Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Hubble' detecta la galaxia más lejana observada hasta ahora

Existía ya cuando el Universo tenía el 4% de su edad actual

Toda la actualidad científica en la sección de EL PAÍS

Al mirar hacia atrás en el espacio y el tiempo, el remozado telescopio espacial Hubble está llegando donde nunca se había alcanzado. El último descubrimiento es la galaxia más lejana observada hasta ahora que es, por tanto, también la más antigua, por el tiempo que ha tardado su luz en llegar hasta el telescopio. Existía ya en la infancia del Universo, cuando este solo tenía unos 500 millones de años (alrededor del 4%) de los 13.700 millones en que se calcula su edad actual.

El catálogo de objetos más distantes en el Universo aumenta esta semana con la inclusión de esta galaxia, presentada únicamente como candidata a la más lejana en la revista Nature, mientras no se disponga de nuevas observaciones, por los autores (estadounidenses, suizos y holandeses) del trabajo, liderado por Rychard Bouwens.

La instalación hace dos años de una cámara avanzada en el Hubble inició una nueva era en las observaciones astronómicas de galaxias muy lejanas, en el infrarrojo próximo. La última imagen del espacio profundo obtenida por esta cámara (de una pequeña porción del cielo) proporcionó las primeras galaxias observadas cuando solo habían pasado 600 millones de años desde el Big Bang o Gran Explosión que dio origen al Universo.

Ahora, en esa misma imagen, los astrónomos han encontrado una galaxia todavía más joven. Además, las observaciones permiten conocer el ritmo de formación de estrellas en esta época. Los autores concluyen que este ritmo se aceleró mucho entre los 500 y los 700 millones de años, lo que implica que fue una era en la que las galaxias evolucionaron muy rápidamente.

Sin embargo, en realidad no se comprende todavía como surgieron las galaxias y otras estructuras todavía mayores a partir de las fluctuaciones de densidad en la materia que derivaron del Big Bang. La física del desarrollo y evolución de la materia visible es difícil de modelar, indica en la misma revista el especialista Naveen Reddy: "Depende de procesos complejos que gobiernan el enfriamiento de gas para formar estrellas, la evolución de las propias estrellas y la realimentación de energía y materia de estrellas y agujeros negros".

Si ya había galaxias a los 500 millones de años del origen, las estrellas habrían surgido al menos 100 millones de años antes, creen los astrofísicos. Pero por ahora hay muy pocas muestras de galaxias muy lejanas y están confinadas a un pequeño espacio del cielo equivalente a solo el 0,6% del tamaño de la Luna vista desde la Tierra. Así que hacen falta más ejemplos y la esperanza de los astrónomos es el futuro telescopio James Webb, cuyo lanzamiento se ha retrasado a 2014.