El nuevo minitransbordador espacial secreto regresa a la Tierra

El 'X-37B', en órbita desde el pasado mes de abril, es un proyecto de la Fuerza Aérea estadounidense

El X-37B, un prototipo de transbordador espacial automático, sin astronautas, ha regresado a la tierra tras 220 días en órbita en una misión cuyos detalles se mantienen en secreto por parte de la Fuerza Aérea estadounidense. Aterrizó el viernes pasado en la base aérea de Vandenberg (California), según ha informado space.com. La nave fue lanzada al espacio el pasado 22 de abril para realizar ensayos de maniobras y probar materiales, comunicaciones, etcétera.

El vehículo es producto de un programa que arranco hace más de una década en la NASA y que fue transferido al Pentágono en 2006. Es una versión reducida, pero completamente automática, de los veteranos transbordadores espaciales, que están a punto de dejar de volar definitivamente. El X-37B mide unos nueve metros de longitud, tres de alto y cuatro de envergadura, con unas cinco toneladas de peso total. Para hacerse una idea del tamaño, dos de estos vehículo alineados uno tras otro cabrían en la bodega de carga de un transbordador como el Endeavour o el Discovery, explica space.com.

El aterrizaje del X-37B en Vandemberg, tras la crítica reentrada en la atmósfera, era una de las maniobras más difíciles del vuelo, que comenzó con un lanzamiento convencional, a bordo de un cohete Atlas 5, desde la base espacial de Cabo Cañaveral (en Florida).

Lo más visto en...

Top 50