Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El celador de Olot pide declarar de nuevo ante el juez

Joan Vila Dimé comparecerá el próximo martes ante el magistrado que instruye el caso de las tres ancianas que confesó haber asesinado

Joan Vila Dilmé, asesino confeso de tres ancianas en la residencia La Caritat, en Olot (Girona), ha pedido declarar ante el juez. Vila ha tomado la decisión una semana después de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Olot ordenase desenterrar el cuerpo de ocho ancianos para comprobar en qué circunstancias murieron.

Vila Dilmé comparecerá ante el juez el próximo martes 30 de noviembre. Su abogado, Carles Monguilod, ha indicado que le comunicó ayer su intención, después de que este le visitase en la cárcel de Brians, en Barcelona. Vila, de 45 años, permanece ingresado en un módulo psiquiátrico.

En los cinco años que Joan Vila Dilmé trabajó en la residencia La Caritat han muerto 59 personas. De estas, 27 ocurrieron en su turno de trabajo (fines de semana y festivos). El año pasado, de los 15 fallecimientos que hubo en la residencia, 12 ocurrieron en el turno del celador. En 2009, fallecieron una docena de ancianas, cinco de ellas cuando trabajaba Vila.

Vila Dilmé fue detenido el pasado 18 de octubre, después de los Mossos d'Esquadra investigasen la muerte de Paquita Gironès. La mujer había sido envenenada con lejía. Vila confesó que la obligó a beber el producto tóxico con una jeringuilla. Tres días después, ante el juez, confesó el asesinato de dos ancianas más: Sabina Masllorens y Montserrat Guillamet. A las tres las mató en la misma semana, del 12 al 17 de octubre.