Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación entre los familiares de las posibles víctimas del celador de Olot

El padre de uno de los ancianos lamenta que los nombres de los ocho ancianos se hayan filtrado a la prensa

Desde el telefonillo de su piso en Olot (Girona), y a regañadientes, Joan Curós confiesa que "ha sido una gran sorpresa" y que le "sabe fatal" que el juez haya ordenado la exhumación del cadáver de su padre, Josep Curós. El hombre murió en la residencia La Caritat, de Olot, donde el mes de octubre se destapó que un celador, Joan Vila Dilmé, había matado al menos a tres ancianas envenenándolas con lejía, según reconoció él mismo ante el juez.

Curós padre falleció en abril. "El médico vino enseguida y le visitó", recuerda su hijo, que alega que tiene varias cosas en el fuego para tratar de cortar la conversación cuanto antes. El Juzgado de Instrucción 1 de Olot considera que el anciano murió "a causa de un fallo multiorgánico que sería necesario investigar para descartar cualquier indicio de criminalidad".

"A mí me han dicho que casi seguro que no", explica el hombre, en referencia a la posibilidad de que su padre sea otro víctima del celador. Su mayor pena es que los nombres de los ocho cadáveres que el juez ordenó exhumar el viernes, y que se desenterraron ayer, hayan trascendido. A su entender, habría que haber esperado al resultado de las autopsias del Instituto de Medicina Legal de Girona, que confirmarán de qué murieron los ancianos. "En la Garrotxa (la comarca de Olot) hay muchas más cosas importantes", se queja.

Arrancar una palabra a los familiares de las víctimas confesas del celador es misión imposible. Desde el telefonillo o en el quicio de la puerta de su casa, los parientes de las ancianas octogenarias Sabina Masllorens y Montserrat Guillamet declinan hablar con este periódico. Con los parientes de Paquita Gironès ha sido imposible contactar.

El abogado de las tres, Ramon Berga, asegura que se reúne con ellos cada semana para informales puntualmente de todo. "Lo que tenemos más interés en formular la acusación vía penal", explica. Aunque no descartan reclamar indemnizaciones. "No hemos hablado todavía de este asunto. No es el momento", zanja.