Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat de Cataluña recomienda prohibir el 'burka' en las escuelas

Carod Rovira presenta una guía para la gestión de la diversidad religiosa en los centros educativos

El uso de velos islámicos que tapan el rostro, como el burka, es inadecuado en las escuelas "porque puede interferir en el aprendizaje y la intercomunicación del alumno", mientras que los velos que sólo tapan la cabeza, como el hiyab, deben permitirse, según la guía que ha elaborado la Generalitat de Cataluña.

La guía para la gestión de la diversidad religiosa en los centros educativos que ha presentado hoy la vicepresidencia del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod Rovira, señala que "el bien superior del menor comporta asegurar su escolarización (...) en consecuencia, solamente si la indumentaria interfiriera en este objetivo, entonces tendría que ser objeto de prohibición".

"Luchar contra la sumisión de la mujer o contra la imposición religiosa en las escuelas son acciones loables que no se pueden hacer nunca a costa de provocar un perjuicio a un niño o adolescente, como por ejemplo su desescolarización", añade la guía.

Velos que dificultan la visión

En este capítulo, la guía asegura que los velos que tapan toda la cara "son perjudiciales porque dificultan la visión y el movimiento de la cabeza, los brazos y las manos de quien los lleva y porque impide ver el rostro, que es un factor importante en las relaciones sociales y educativas". Sin embargo, los velos y turbantes que no tapan la cara "no perjudican al niño", según la guía.

Esta guía pretende orientar a los centros educativos ante situaciones como la ocurrida en el colegio concertado de las Concepcionistas de San Lorenzo del Escorial (Madrid), que se negó a escolarizar a una niña por llevar el pañuelo tradicional marroquí.

Asimismo, el uso del burka ha sido objeto de una fuerte polémica en Cataluña, después de que varios ayuntamientos hayan prohibido su uso en edificios públicos. La guía que ha presentado hoy la Generalitat de cataluñatambién recomienda que las escuelas aprovechen las celebraciones de las diversas religiones del alumnado para explicar la diversidad religiosa de forma inclusiva y no confesional.