Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de mujeres muertas por violencia machista asciende a 55, el mismo que en todo 2009

Solo 13 de las fallecidas había denunciado malos tratos.- El PP pide la comparecencia urgente de Aído en el Congreso para que explique el aumento de los casos

La muerte anoche de una mujer de 49 años después de que su marido, de 55 años, le descerrajara varios disparos en Benejúzar (Alicante) ha elevado el número de fallecimientos de mujeres por violencia machista en lo que va de año a 55. Son las mismas muertes que se produjeron a lo largo de todo 2009.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha insistido hoy en la importancia de denunciar los casos de violencia machista -la mujer asesinada en Alicante no presentó denuncia alguna por malos tratos- para que se active el sistema de protección a las víctimas, y ha recordado que de las 55 mujeres muertas este año, solo 13 habían denunciado agresiones. "Si no somos conscientes de que están sufriendo violencia, el sistema de protección no puede actuar, no puede comenzar a funcionar. Son muchos los mecanismos, son muchas las herramientas que tienen a su disposición. Por ello, que soliciten servicios de teleasistencia, que llamen al 016, que tenemos desplegado todo un sistema, toda una serie de mecanismos para protegerlas", ha subrayado. La titular de Igualdad también se ha dirigido al entorno de las víctimas, "a los familiares, a las amistades, que no las dejen solas, que las acompañen, que denuncien por ellas incluso".

El 77,4% de las 55 fallecidas este año a manos de hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación sentimental no habían presentado ninguna denuncia previa por malos tratos, según los datos del Ministerio de Igualdad. Así, 42 de las fallecidas -incluida la mujer asesinada a tiros en la provincia de Alicante- murieron víctimas de la violencia machista sin que las autoridades tuvieran constancia de que estaban siendo maltratadas. Solo 13 de las mujeres asesinadas habían presentado denuncia, aunque una de ellas renunció a seguir con el proceso. De las denunciantes, 11 pidieron una orden de protección que fue negada a dos mujeres, de forma que en el momento de las muertes nueve tenían esta medida en vigor aunque una de ellas consintió que el hombre la quebrantase, de acuerdo con las cifras oficiales. Atendiendo al perfil de las víctimas, seis de cada 10 eran españolas, y un 50% no había superado los 40 años en el momento del asesinato. Otras 24 mujeres tenían entre 41 y 64 años, y tres habían alcanzado los 65.

El Grupo Parlamentario Popular ha registrado en el Congreso una solicitud de comparecencia urgente de Aído para que responda ante este aumento de las víctimas mortales de la violencia machista. "Aído debe explicar qué está ocurriendo cuando, mientras se está incrementando el número de mujeres asesinadas, está descendiendo el número de denuncias", ha dicho la portavoz parlamentaria del PP en materia de Igualdad, Sandra Moneo, para quien este aumento de los fallecimientos refleja "un problema de confianza muy grave".

"Lo que está claro es que, o la ley no está funcionando, o el ministerio no está desarrollando todos los medios de que dispone para frenar el número de víctimas mortales. Además, 10 de las mujeres asesinadas tenían una orden de protección y eso es muy preocupante, porque algo ha fallado y tiene que explicar por qué no se da seguridad a las mujeres y fallan estos instrumentos", ha señalado.