Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctimas de los sacerdotes pederastas belgas pedirán indemnizaciones

Reclamarán por vía civil porque la mayoría de los delitos han prescrito

Las víctimas de los sacerdotes pederastas belgas, medio millar según un informe revelado esta semana , pedirán indemnizaciones económicas a la Iglesia católica, informa la agencia de noticias Belga. El abogado de una treintena de víctimas, Walter Van Steenbrugge, ha declarado que sus clientes buscarán justicia por la vía civil dado que la mayoría de delitos han prescrito (se cometieron en los años sesenta, setenta y ochenta).

"Las víctimas tienen derecho a su reconocimiento y a ser compensadas", dijo anoche en el telediario belga de la RTBF Van Steenbrugge. Este viernes se presentaron las conclusiones de la comisión Adriaenssens de investigación de abusos sexuales en el seno de la Iglesia belga, y reveló que 475 niños y niñas sufrieron abusos y de ellos 13 se suicidaron.

A lo largo de 200 páginas se sucedían los testimonios de antiguos alumnos de internados religiosos víctimas de los abusos y se denunciaba una ley del silencio en la cúpula eclesiástica belga, conocedora de muchos casos, durante décadas.

Fuerza para denunciar

Algunas víctimas decían haberse sentido con renovadas fuerzas para denunciar sus oscuros traumas de infancia después de que el papa Benedicto XVI hubiese censurado públicamente al ex obispo de Brujas, acusado de haber violado a su propio sobrino.

48 horas después de la presentación del informe -por el psiquiatra infantil y ex director de la comisión, Peter Adriaenssens-, el cardenal belga Godfried Danneels decía sentirse "chocado" por lo acontecido en una de las pocas reacciones escuchadas por la Iglesia belga.

La magnitud de los abusos sexuales en la Iglesia belga han llevado a Adriaenssens a tildar este episodio como "el caso Dutroux de la Iglesia" en referencia al pederasta y asesino de niñas Marc Dutroux.

El partido socialista belga ha pedido que Adriaenssens presente su informe en el Parlamento para su discusión por los grupos políticos, mientras que los cristianodemócratas han propuesto la creación de una célula de ayuda psicológica a las víctimas.