Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos los cuatro ecologistas que se habían colgado de una plataforma petrolífera en Groenlandia

Las condiciones meteorológicas les obligaron a subir a la cubierta de la estructura, donde fueron arrestados

Los cuatro activistas de Greenpeace que se habían colgado de una plataforma petrolífera de la compañía Cairn Energy fueron detenidos anoche, según fuentes de la organización ecologista. El arresto se ha producido cuando los miembros de Greenpeace, que llevaban dos días bloqueando la estructura, se han visto obligados a subir a cubierta por los fuertes vientos que soplaban en la bahía de Baffin. La policía los ha trasladado a tierra.

"Hemos impedido las perforaciones dos días, pero el tiempo ártico se impuso al final. Estamos orgullosos de haberle contado a Cairn Energy lo que pensamos de su caza petrolera sin sentido y llena de riesgos en la vulnerable zona ártica", ha dicho Sim McKenna, uno de los activistas, en un comunicado de la sección danesa de Greenpeace.

Pocas horas después del desalojo de los activistas, a primera hora de esta tarde, la compañía británica anunció que había reanudado las prospecciones y que esperaba alcanzar resultados en un par de semanas, informa Reuters.

Greenpeace mantenía desde hacía nueve días su barco Esperanza a un kilómetro de la plataforma en protesta por las prospecciones en busca de petróleo y de gas en el Ártico y había anunciado la realización de acciones de protesta.

Cairn Energy es la primera compañía que participa en la séptima ronda de perforaciones en busca de petróleo que se realizan en las heladas aguas de Groenlandia desde 1976, aunque hasta ahora ninguna ha tenido éxito por las limitaciones tecnológicas o la falta de rentabilidad económica.

La compañía escocesa informó hace unos días del hallazgo de gas en la zona, lo que podría ser un indicio de la presencia de petróleo.

Las grandes petroleras también se han mostrado interesadas en participar en futuras prospecciones en la costa oeste de esta región autónoma del Reino de Dinamarca, donde los expertos calculan que podría haber unas reservas de 18.000 millones de barriles de crudo.