Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alarma que podría haber avisado de la explosión de la plataforma de BP estaba apagada

Un técnico asegura que se desactivó la señal para no despertar al personal de madrugada con falsas alertas

La alarma de emergencia que podría haber alertado a los trabajadores de la explosión de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon del Golfo de México estaba apagada a propósito para no despertar a los trabajadores debido a falsas alarmas, según ha revelado un ingeniero a la comisión de investigación de EEUU el pasado viernes.

Mike Williams, ingeniero técnico jefe en la plataforma de la petrolera británica BP y gestionada por la compañía suiza Transocean , ha señalado que la alarma general que podría haber detectado la nube de gas metano inflamable que rodeó la cubierta de la plataforma el pasado 20 de abril estaba "desactivada" ("inhibited", en inglés), según informa la agencia Reuters. "Ellos (los jefes de la plataforma) no querían que el personal se despertara a las tres de la madrugada debido a falsas alarmas", ha indicado Williams a la comisión federal de seis miembros en el barrio residencial de Kenner, en Nueva Orleans (Luisiana).

El propio Williams, que responsabiliza directamente al personal de Transocean, ha puesto una demanda contra la compañía. La comparecencia de Williams es la última de una semana de testimonios de autoridades de la compañía relacionados con la plataforma, que explotó el pasado 20 de abril y se hundió dos días después , tras causar la muerte de 11 empleados y desatar el peor vertido de crudo de la historia de Estados Unidos. La plataforma de Transocean se dedicaba a la perforación de un pozo situado a 1,6 kilómetros bajo el Golfo con un contrato de la petrolera británica BP Plc.

Las críticas de Williams, que ha puesto una demanda contra Transocean, van más allá. Añade que el sistema informático que supervisaba las operaciones de perforado de los pozos, conocido como la Silla A, estaba a menudo desactivado debido a cuestiones técnicas. "Lo llamábamos la pantalla azul de la muerte", ha señalado Williams. "Se ponía azul y no te proporcionaba ningún dato".

Discrepancias sobre el sonido de la alarma

Sin embargo, varios testimonios del personal de la plataforma recogidos por la comisión y a los que ha accedido la agencia Reuters aluden a que las alarmas sí sonaron en la plataforma. "En el momento del incidente, yo estaba en la sala de control de motores trabajando en la bitácora nocturna", escribe Douglas Brown, mecánico jefe de la plataforma. "En el cual (sic) saltaron múltiples alertas de gas".

"La configuración general de la alarma en la Deepwater Horizon estaba fijada a propósito y conforme a las prácticas marítimas convencionales", ha señalado Transocean en un comunicado. La plataforma "tenía cientos de alarmas individuales de fuego y gas, y todas estaban revisadas y en buenas condiciones, no desviadas y supervisadas desde el puente".

Testimonios que declinan comparecer

Cuatro testigos de Transocean declinaron comparecer voluntariamente el pasado miércoles en las audiencias ante la comisión estadounidense formada por la Guardia Costera de EE UU la Oficina del Departamento de Interior de la Gestión, Regulación y Control de la Energía Oceánica.

La comisión declaró el pasado jueves que dos directivos de BP son "parte interesada" en la investigación, después de que declinaran comparecer. La comisión se reunirá durante otra semana de audiencias en Houston del 23 al 27 de agosto, donde han sido citados a testificar altos directivos de BP y Transocean.

En las audiencias de esta semana, los directivos de Transocean han recitado una letanía de problemas mecánicos que lastraron la plataforma, que sufría 43 días de retraso en la perforación del pozo de Macondo, llamado el pozo del infierno por los trabajadores de la plataforma.