Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tiburones ballena, amenazados por el vertido de BP

Los científicos han detectado especímenes del pez más grande del mundo alimentándose alrededor de la mancha de crudo

Los tiburones ballena apuntan como las próximas víctimas del vertido de petróleo del golfo de México.

Oficiales de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera han informado esta semana de que han visto a cuatro especímenes del mayor pez vivo, con una longitud de de 20 metros, nadando alrededor de la mancha de petróleo en busca de comida.

Los tiburones ballena son tan grandes como vulnerables, muy sensibles a cualquier cambio medioambiental porque nadan y se alimentan casi a flor de superficie. Se alimentan filtrando el agua por sus bocas para retener el plancton y pequeños peces. Esto hace pensar que pueden estar consumiendo una gran cantidad de tóxico.

"El problema es que (...) si digieren el petróleo se hundirán y nunca sabremos cuántos han muerto", dijo el doctor Eric Hoffmayer, que ha estudiado el comportamiento de los cetáceos en el norte del Golfo.

Los científicos asumen que numerosos especímenes morirán. Su objetivo ahora es marcar a la mayor cantidad posible para controlar cuántos pueden terminar viéndose afectados por el petróleo y los cambios directos e indirectos que está causando en el golfo de México.La población de esta especie es desconocida, pero está considerada por la UICN como una especie en situación vulnerable.

En tres días, Hoffmayer ha contabilizado bancos formados por más de 100 tiburones alimentándose a escasos kilómetros de la mancha producida por la explosión de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon.