El Congreso de EE UU acusa a BP de asumir "riesgos extremos" en la explotación del pozo del golfo de México

El consejero delegado de la petrolera comparece ante los legisladores.- Tony Hayward dice "sentir mucho" lo ocurrido y asegura que su empresa no "escatimará esfuerzos" para reparar el daño causado

El consejero delegado de BP, Tony Hayward, ha comparecido hoy ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos en una sesión dedicada al vertido en el golfo de México en la que durante más de una hora ha recibido, impasible, los duros comentarios de los legisladores que le han acusado, entre otras cosas, de asumir "riesgos extremos" en el diseño y explotación del pozo submarino que han desembocado en el peor desastre medioambiental de la historia de EE UU. "Lo siento muchísimo", decía Hayward, con rostro cansado y sentado solo en una gran mesa ante los congresistas que pedían turno para intervenir. "Hay ciudadanos que han perdido sus vidas; otros han resultado heridos, y el medio ambiente y las poblaciones del Golfo están sufriendo", ha señalado Hayward. "Todo esto es inaceptable, lo entiendo, y déjenme ser muy claro: Comprendo totalmente lo terrible de la situación", ha manifestado, para añadir que la petrolera "no escatimará esfuerzos" para reparar el daño causado.

Más información
"No podemos esperar para poner fin a la adicción al petróleo"
BP acepta crear un fondo de compensación de 16.300 millones de euros
Dramático incremento del crudo fugado en el Golfo
Obama compara el impacto del vertido en la sociedad estadounidense con el del 11-S
Obama reitera su cautela sobre el fin de la hemorragia de crudo en el Golfo
El hundimiento de la plataforma de BP

"Nadie de nosotros sabe todavía por qué ocurrió. Pero cualquiera que haya sido la causa, nosotros en BP haremos lo que podamos para asegurar que un incidente como este no vuelva a ocurrir", ha declarado Hayward en su primera comparecencia en el Congreso. "Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para resolver plenamente las consecuencias económicas y ambientales de este derrame y asegurar que las lecciones de este incidente sirvan para hacer que la exploración y producción de energía sean más seguras para todos", ha insistido.

Durante más de una hora, un legislador tras otro criticó las prácticas arriesgadas de BP en sus exploraciones en aguas profundas antes de que Hayward prestara testimonio, que se ha visto interrumpido por una mujer con la cara y las manos manchadas de negro. Entre los más críticos estuvo el legislador demócrata de Michigan Bart Stupak. "A nosotros también nos gustaría recuperar nuestra vida", dijo Stupak en referencia a las declaraciones hechas hace una semana en ese sentido por Hayward, quien se vio forzado a pedir perdón por esos comentarios. "Estoy seguro de que recuperará su vida", apuntó el legislador, quien agregó que probablemente el directivo logre un buen paquete de compensaciones económicas. Por el contrario, destacó Stupak, los estadounidenses tendrán que afrontar las "terribles consecuencias" fruto del comportamiento temerario de BP.

El legislador demócrata de California Henry Waxman, presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, resaltó que una serie de documentos internos analizados por el Comité muestran que BP optó por la vía más rápida en el diseño del pozo del golfo de México en lugar de elegir la más segura. "Cuando usted se convirtió en consejero delegado de BP aseguró que se concentraría como un láser en la seguridad y en las operaciones responsables", afirmó Waxman, quien dijo no ver "ninguna prueba" de que Hayward prestase atención alguna a los riesgos asumidos en la exploración del pozo. "Los principales ejecutivos [de BP] fueron completamente ajenos a los riesgos", subrayó el legislador, quien calificó de "asombrosa" la cultura de la autocomplacencia de BP.

Ayer, la compañía británica accedió a crear un fondo de compensación de 20.000 millones de dólares (16.300 millones de euros) para los gastos generados por la catástrofe. El acuerdo fue anunciado tras la primera reunión entre los máximos ejecutivos de BP y el presidente Barack Obama, en la Casa Blanca. El presidente de la petrolera, Carl-Henric Svanberg, pidió perdón a la sociedad estadounidense por los devastadores efectos de la marea negra sobre el ecosistema y prometió que los daños serán reparados. Svanberg trasladó sus disculpas de un modo especial a la "gente humilde" damnificada por el derrame.

Junto a la creación de esta cuenta de pagos, que será gestionado por una tercera parte (ni el Gobierno de EE UU ni BP), la empresa y el Ejecutivo de Obama también acordaron que la petrolera suspenderá el pago de dividendos. Pese a que, según BP, la compañía tiene una posición financiera "fuerte", reconoce que ahora toca ser "prudente" dadas las circunstancias. Por este motivo, da por cancelados los dividendos ya acordados correspondientes al primer trimestre y cuyo pago se esperaba para el 21 de junio. La moratoria se amplía, además, a los siguientes dos trimestres de 2010.

Tony Hayward, instantes antes de su comparecencia en el Congreso de EE UU
Tony Hayward, instantes antes de su comparecencia en el Congreso de EE UUAP
Una mujer interrumpe la intervención del consejero delegado de BP en el Capitolio antes de ser arrestada por los agentes de seguridad
Una mujer interrumpe la intervención del consejero delegado de BP en el Capitolio antes de ser arrestada por los agentes de seguridadREUTERS
Tony Hayward presta juramento antes de ofrecer su testimonio en el Congreso estadounidense
Tony Hayward presta juramento antes de ofrecer su testimonio en el Congreso estadounidenseREUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS