Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gates califica de "decepcionante, doloroso y desafortunado" el tijeretazo del Gobierno en ayuda al desarrollo

El fundador de Microsoft participa también en el encuentro Bilderberg, en Sitges

El filántropo y fundador de Microsoft, Bill Gates, ha demostrado esta mañana en Barcelona ser un buen conocedor de la realidad política española y ha dicho que, a pesar de ser consciente de las dificultades económicas por las que atraviesa el país y comprender los reajustes que ha tenido que aplicar el Gobierno, el tijeretazo en Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) le parece "doloroso, decepcionante y muy desafortunado".

Gates, que participa en la fundación catalana Instituto de Salud Global y acompañado por la infanta Cristina, ha considerado estas medidas dolorosas porque, ha precisado, las aportaciones al desarrollo del Gobierno español habían sido siempre un ejemplo internacional y demostrado su eficacia con un impacto real, sobre todo en agricultura, en los países destinatarios.

El empresario, dedicado ahora a la lucha por la erradicación de enfermedades endémicas en países en subdesarrollo -poliomielitis o malaria-, ha alabado los esfuerzos de España al haber duplicado en pocos años la AOD. "Se trata de situaciones excepcionales, pero me siento decepcionado a pesar de que el Gobierno siempre se aseguró de que sus ayudas fueran bien gastadas (...) y sobre todo ahora cuando empezaban a tener un gran impacto a nivel mundial", ha señalado.

Gates se ha preguntado si esta situación obedece tan solo a un paréntesis, debido a la coyuntura económica, o será permanente. No obstante, se ha mostrado esperanzado de que solo se trate de un episodio pasajero y España pueda cumplir -"dependerá de los votantes", ha matizado- su compromiso de dedicar a ayuda al desarrollo el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB).

El fundador de Microsoft, que participará también en el encuentro de Bilderberg, que se celebra estos días en la localidad barcelonesa de Sitges, ha demostrado estar muy bien informado, hasta el punto de que ha cifrado exactamente el coste del reajuste en AOD aprobado por el Gobierno español, del 5% para este año y de un 11% adicional al año siguiente. Esto se traduce en 300 millones en 2010 y otros 500 en 2011.

Bill Gates ha explicado las aportaciones en la lucha contra ciertas enfermedades -ya erradicadas en el hemisferio norte- que lleva a cabo en África y Asia la fundación que preside junto a su esposa, Melinda, y la importancia que las vacunaciones tienen para la salud de las personas de esas zonas desfavorecidas. "Es ilusionante el trabajo que llevo a cabo, estoy aprendiendo muchísimo", ha comentado. "Adoro Microsoft, soy un fanático obsesivo y me encanta ver el poder del ordenador personal". Sin embargo, ha admitido las complicaciones que acarrea su nueva dedicación: "El mercado te daba una retroalimentación muy rápida en productos, pero ahora calibrar la realidad y las necesidades y ayudas necesarias para combatir la pobreza, es más difícil", confesó.