Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El escándalo de los abusos sexuales

El Gobierno italiano investiga a un fiscal por criticar la actitud de la Iglesia ante la pederastia

Pietro Forno, de la Fiscalía de Milán, censuró el silencio de los religiosos y dijo que "un cura que molesta a un niño se parece a un padre incestuoso".- El Ministerio de Justicia dice que se trata de declaraciones "potencialmente difamatorias"

El ministro de la Justicia italiano, Angelo Alfano, enviará a sus inspectores para controlar la conducta del magistrado Pietro Forno por declarar a la prensa que las jerarquías eclesiásticas encubren a los curas responsables de actos de pederastia. El Gobierno quiere asegurarse de que las frases de Forno, jefe del equipo especializado en molestias y abusos sexuales de la Fiscalía de Milán, no incurren en un delito de difamación.

Il Giornale, periódico de propiedad del hermano de Silvio Berlusconi, publicó una larga y tajante entrevista en la cual el fiscal acusaba directamente a los dirigentes de la Iglesia católica de encubrimiento y silencio. En sus declaraciones, Forno no se guardó cartuchos. Disparó sin pelos en la lengua: "Nunca recibí por parte de las jerarquías una sola denuncia contra un cura, un sacristán, un educador, un monaguillo. En los muchos años que llevo tratando el tema no me ha llegado nunca, y subrayo nunca, una sola querella por parte ni de un obispo ni de un cura".

"Esto es raro, la Fiscalía, cuando llega a investigar a un religioso por estos delitos, siempre tiene que llegar sola, con sus fuerzas. Y casi siempre actuamos tras las denuncias de los familiares de la víctima, que acuden a la autoridad judicial, por no haber recibido respuesta alguna de la Iglesia", expresó el fiscal, quien añadía que "el abuso sexual sobre un menor por parte de un eclesiástico no se puede liquidar como un problema de pedofilia. Un cura que molesta a un niño se parece más a un padre incestuoso". Forno se ha declarado "tranquilo y colaborativo". Los inspectores llegarán a Milán después de Pascua, probablemente el martes, según Il Giornale.

Una nota del Ministero de Justicia explica que Alfaro, teniendo en cuenta las declaraciones "potencialmente difamatorias" de Forno, ha ordenado a sus inspectores que investiguen si que el Fiscal violó los deberes de equilibrio y discreción que hay que observar tratando temas tan delicados como los delitos de pederastia. "Delitos que van perseguidos con extrema decisión, pero evitando generalizaciones peligrosas", añade el comunicado.

El partido de oposición Italia de los Valores, liderado por el ex magistrado de Manos Limpias Antonio Di Pietro, ha hablado de intimidación a Forno. "Es un acto vergonzoso", señala Roberto Mirabile, presidente de Caramella buona, una importante asociación contra la pedofilia. Y añade: "Sólo en Italia, hoy, puede pasar que un magistrado por contar su experiencia de trabajo en ese ámbito, con tonos fuertes pero realísticos sea investigado por difamación".