Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos cumplen a la baja la Ley de Igualdad, según un informe

La Fundación Alternativas denuncia que las formaciones políticas colocan a las mujeres en los últimos puestos de las listas

La aplicación de la Ley de Igualdad en las listas electorales ha supuesto un avance importante en la consecución de la paridad política, pero en general los partidos tienden a acatar esta norma de forma restrictiva, a la baja. Así lo revela un informe de Fundación Alternativas, que señala cómo las fuerzas contrarias a este tipo de medidas sitúan a las mujeres, de manera sistemática, en los últimos puestos del tramo de cinco candidatos al que obliga la ley.

De hecho, desde la fundación mantienen que la norma, de marzo de 2007, "no es suficientemente taxativa" al respecto, pues aunque establece cuotas femeninas de entre el 40% y el 60% y la obligación de colocar a dos mujeres en cada tramo de cinco, no dice nada sobre los lugares que éstas deben ocupar. Partidos como el PP, que presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley, sitúan así a sus candidatas en los últimos puestos, denuncia Fundación Alternativas, y como a muchos distritos les corresponden de tres a cinco diputados, ellas nunca llegan a ser elegidas.

El estudio destaca que, ante la ausencia de reglas severas sobre el orden de los candidatos en las listas, la paridad depende sobre todo de la voluntad política de los partidos. Así, mientras que el PSOE -cuya situación de partida le situaba ya dentro de los márgenes previstos por la Ley de Igualdad gracias a la aceptación de cuotas voluntarias desde finales de los años noventa- ha asumido las virtudes de las listas "cremallera", en las que se alterna a hombres y mujeres, el PP sigue relegando a las mujeres a lugares menos visibles y con menos posibilidades de resultar elegidas.

Del análisis de la composición de los grupos parlamentarios en las dos últimas legislaturas, antes y después de la Ley de Igualdad, se deduce que hay una clara desconexión entre la mayor presencia de mujeres como candidatas y la representación lograda. El grupo socialista ha estado compuesto en ambas legislaturas por más de un 40% de diputadas. En el caso del PP tal proporción no ha alcanzado el 30%. Es más, entre 2004 y 2008 el número total de diputadas se redujo de 127 a 126 (en ambos casos, el 36% sobre el total).

El PSOE contaba en 2004 con un 46% de diputadas (76). Tras la entrada en vigor de la Ley de igualdad, este porcentaje desciende en un 3% (73 diputadas). El grupo popular pasa del 29% de diputadas de 2004 (43) al 28% de 2008 (también 43).

La fundación criticó también la actitud del PSOE, que aunque ya se encontraba dentro de los límites legales, "se conforma con mantener la cuota de diputadas cerca del inferior (40%)". "Es una clara inmovilidad, pues parece que este partido se contenta con cumplir la ley en sus requisitos más mínimos", agregó Fundación Alternativas.

Por ello, sugirió que en una sucesiva actualización de la Ley de Igualdad, ésta establezca las llamadas "listas cremallera", como ya sucede en el PSOE y contemplan las legislaciones vasca, balear y castellano-manchega.