Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre que descuartizó a su mujer había recibido una orden de alejamiento el mismo día del asesinato

Domingo Miguel C.P. ha confesado que repartió las partes del cuerpo por diferentes lugares

El Juzgado de Instrucción número 3 de Valls ha decretado el ingreso en prisión sin fianza de Domingo Miguel C.P., detenido por matar y descuartizar a su mujer, Victoria S. Fuentes judiciales han informado que el hombre ha confesado la autoría del crimen y ha aceptado que repartió las partes del cuerpo en diferentes lugares cercanos a la autopista AP-7.

El mismo día del asesinato, el 9 de febrero, C.P. había sido condenado por un juzgado de Valls a seis meses de prisión (sustituidos por 180 días de trabajos en beneficio de la comunidad), 16 meses de privación del derecho de tenencia y porte de armas y otros 16 meses de alejamiento de la víctima a más de 500 metros. Cuatro días antes había sido arrestado por malos tratos y amenazas a Victoria S., de origen bielorruso.

Según el auto de prisión, tras la celebración del juicio rápido del día 9, Domingo Miguel C.P. fue a comer a un bar, donde tomó un quinto de cerveza y un pincho. Sobre las 15.30 se dirigió al domicilio familiar, violando así la orden de alejamiento.

Una vez allí, forcejeó con su esposa en la cocina, la tiró al suelo y después la acuchilló por la espalda. Después trasladó el cuerpo al baño donde lo descuartizó, introduciendo los miembros en un bidón y una bolsa.

Para ocultar el asesinato, Domingo Miguel C.P. cogió el coche de la víctima y lo aparcó en la estación de trenes de Tarragona, continúa el auto. De regreso al domicilio familiar, introdujo el cadáver en su vehículo, abandonando las diferentes partes a lo largo de la AP-7. Después, se dirigió a su lugar de trabajo. Ante las pesquisas de los Mossos, que le preguntaban por su esposa, el asesino confeso terminó aceptando su responsabilidad-

El juez decretó la prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido como responsable de un delito de asesinato y de quebrantamiento de condena.