Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la NASA confirma la cancelación del programa para ir a la Luna

El transbordador dejará de volar como estaba previsto pero se prolonga hasta 2020 la Estación Espacial Internacional

En el séptimo aniversario de la tragedia del transbordador Columbia, el director de la NASA, Charles Bolden, ha confirmado la cancelación de los planes de Estados Unidos para volver a la Luna y la retirada de los transbordadores cuando cumplan sus cinco vuelos finales, probablemente este mismo año. Al mismo tiempo, ha anunciado que la Estación Espacial Internacional (ISS) no se cerrará en 2015, como estaba previsto, sino que continuará abierta hasta 2020.

La otra gran novedad estratégica del plan de Obama para la NASA es la transferencia al sector privado de la responsabilidad de desarrollar los nuevos cohetes y vehículos capaces de transportar astronautas. Es una apuesta por devolver a la NASA su papel original de motor de la innovación, para dar lugar a nuevas tecnologías espaciales, en materiales, combustibles y motores, señaló hoy Bolden al explicar el presupuesto propuesto por Obama para el año fiscal 2011. El anuncio ha provocado numerosas reacciones de rechazo, el apoyo de la industria espacial y debe ser aprobado por el Congreso. En el programa Constellation que se pretende cancelar se han invertido ya 9.000 millones de dólares (6.500 millones de euros).

"Queremos acelerar y ampliar el apoyo a la industria de transporte espacial, de forma que centenares o incluso miles de personas vivan o visiten la órbita baja de la Tierra. El rumbo que llevaba la NASA para volver a la superficie de la Luna no era sostenible, no se podían cumplir los plazos del programa del presidente Bush y hacía falta mucho más dinero del disponible", señaló Bolden para justificar la decisión.

Cuando se retire el transbordador, EE UU se quedará sin vehículos propios para llegar a la ISS y dependerá de los vehículos rusos hasta que haya alguno nuevo. Esta brecha puede durar muchos años -ayer se mencionó hasta 2017-, pero el director de la NASA dejó de lado este aspecto para centrarse en el modesto aumento presupuestario de 6.000 millones de dólares (4.300 millones de euros) para cinco años en la NASA, que se utilizará, entre otras cosas, para impulsar a la industria a proporcionar transporte de astronautas para la ISS, y en los nuevos puestos de trabajo de alta tecnología que el nuevo enfoque proporcionará. El presupuesto total propuesto para 2011 es de 19.600 millones de dólares (13.600 millones de euros).

"Supone un refuerzo del esfuerzo de exploración en la historia de nuestro país. Si vamos a hacer cosas en el futuro, ir a la Luna, a Marte, a asteroides cercanos, tenemos que desarrollar los medios ahora", concluyó Bolden.