El veterano vespertino londinense 'Evening Standard' será gratuito

El diario doblará su tirada diaria hasta los 600.000 ejemplares

A partir del próximo 12 de octubre, los lectores de The Evening Standard ya no tendrán que pagar los preceptivos 50 peniques para hacerse con un ejemplar del veterano vespertino londinense. La profunda transformación que afronta el sector de la prensa en la era de internet ha forzado a este diario -con 182 años de historia a sus espaldas- a reciclarse en gratuito, una estrategia que pasa por más que doblar su distribución, desde la actual tirada diaria de 250.000 copias hasta unas 600.000.

El revolucionario paso ha sido orquestado por el flamante propietario del Standard, el magnate ruso Alexander Lebedev, convencido de que esa transformación permitirá "mantener el periodismo de calidad que Londres merece". El periódico, un clásico entre los usuarios que transitan por la tarde en el metro de la capital británica, vio seriamente mermadas sus ventas a raíz de la aparición de sendos vespertinos gratuitos, hace dos años, uno de ellos auspiciado por su propio grupo.

Cuando el poderoso empresario de los medios de comunicación Rupert Murdoch decidió lanzar The London Paper, la respuesta de la compañía rival Associated Newspaper (a la sazón propietaria del Evening Standard) se tradujo en el nacimiento de The London Lite. Este último producto suscitó la perplejidad de los asiduos del Standard: se les ofrecía una versión muy descafeinada de su vespertino de siempre, aunque con un coste cero.

Esa saturación de la oferta ha acabado resultando un fiasco comercial: The London Paper cerró en septiembre y los resultados que presenta The London Lite auguran su pronta clausura. ¿Por qué se ha decidido entonces el Standard a reinventarse como medio gratuito? La distribución es su principal argumento. Lebedev confía en monopolizar el sector de los anuncios clasificados con el señuelo de una circulación vespertina de 600.000 ejemplares.

Los recientes tanteos del Evening Standard como propuesta gratuita vienen además a darle la razón: el vespertino sigue vendiéndose por la tarde en las calles de Londres pero, a última hora del día, ya se regala entre los transeúntes rezagados. Como resultado, la circulación de 235.977 copias registrada en agosto correspondió al 49% de copias vendidas y a un 51% de ejemplares que el lector obtuvo gratis.

Lo más visto en...

Top 50