Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina abre la vía a la despenalización del consumo privado de droga

La Corte Suprema declara inconstitucional la sentencia contra cinco jóvenes por posesión de unos cigarros de marihuana

La Corte Suprema de Justicia argentina ha abierto el camino a la despenalización del consumo privado de droga, al declarar inconstitucional la sentencia contra cinco jóvenes que fueron condenados por estar en posesión de unos pocos cigarrillos de marihuana. El fallo, muy controvertido y esperado desde hace meses, se basa en el concepto de autonomía personal, protegido por la Constitución, y señala que no cabe penalizar conductas realizadas en privado que no ocasionan daño o peligro para terceros. Aunque la sentencia se refiere a un caso concreto de consumo de marihuana, se considera que creará jurisprudencia y que los demás tribunales aplicarán en lo sucesivo criterios semejantes en otros casos de consumo privado de estupefacientes. Según la normativa en vigor, en concreto el artículo 14.2 de la Ley de Drogas, la posesión de pequeñas cantidades de cualquier tipo de droga esta penalizada hasta con dos años de cárcel.

El jefe del gabinete (coordinador de los distintos ministerios), Aníbal Fernández, ha saludado favorablemente la decisión de la Corte Suprema y ha señalado que pone fin a una etapa de represión del consumo personal que se ha demostrado ineficaz. "La Corte no ha legalizado nada. Simplemente, ha renunciado a una política represiva del consumo que inventó en su día Nixon y que aquí, en Argentina, fue imitada por López Rega (ministro de Isabel Perón) hasta el extremo de castigar al consumidor como si fuera un narco", ha explicado a una emisora de radio. "El Estado va a proseguir en su lucha sin cuartel contra el tráfico. Los que venden la basura que envenena a nuestros pibes deben ser castigados con toda la fuerza de la ley".

Un problema con el "paco"

Argentina tiene un grave problema de droga, pero no esta relacionado especialmente con el consumo de marihuana (que afecta al 6 ó 7% de la población mayor de 15 años, según datos oficiales), el hachís o de cocaína, sino del "paco", una sustancia altamente tóxica que se obtiene de los residuos desechables de la pasta de coca y que provoca un rápido deterioro físico y una muerte temprana. El "paco", llamada "la droga de los pobres" por su bajo precio y fácil fabricación, casi artesanal, arrasa entre la población juvenil de las "villas" que rodean Buenos Aires y otras ciudades argentinas.

Los siete miembros de la Corte Suprema, que firmaron la sentencia por unanimidad, reclaman al mismo tiempo que los esfuerzos de la policía y de la sanidad se centren en la lucha contra el narcotráfico y, en especial, contra esa peligrosa sustancia. El juez Eugenio Zaffaroni, uno de los primeros defensores de la despenalización del consumo privado de drogas, ha pedido la creación de la figura de un "zar", que coordine la lucha judicial, policial y sanitaria contra el "paco". "El paco requiere una solución urgente, hay que cortar radicalmente el tráfico de ese tóxico. Eso implica agilizar el trámite de internación obligatoria. Eso es lo básico que se necesita en este momento", aseguro Zaffaroni. Carlos Fyat, otro de los miembros de la Corte Suprema, que hasta hace poco oponía serias reservas a la despenalización, firmó finalmente la sentencia y pidió que la "guerra" contra la droga se centre en los narcotraficantes y en el "paco".

La sentencia que servirá de base para despenalizar el consumo privado se basa en el "concepto de autonomía personal", protegido por la Constitución argentina, pero no todos los expertos estaban de acuerdo sobre el alcance de esa "autonomía". El texto aclara que el consumo privado "no debe afectar a terceros", lo que implica que no podrá ser consumida en lugares públicos. La Iglesia argentina se ha delantado a criticar la despenalización del consumo, sea cual sea la cantidad intervenida. La reacción más furibunda fue, sin embargo, la de Felipe Solá, peronista disidente, que figura entre los posibles candidatos presidenciales para 2011: "No se en qué mierda están pensando. ¿Dónde viven los tipos de la Corte?".