Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Otro toque de atención

La elaboración del informe TALIS por la OCDE supone el primer intento de conocer, a través de las opiniones del profesorado y de los directores, lo que ocurre "dentro" de los centros y las aulas de secundaria. Los datos que aporta TALIS tendrán que ser estudiados en profundidad, no obstante, del informe español pueden extraerse algunas conclusiones evidentes:

1. Los centros han de tener los recursos adecuados tanto humanos como materiales. En España falta, al menos, personal de apoyo pedagógico.

2. La titulación inicial de nuestro profesorado alcanza los niveles más elevados, y la formación a lo largo de la vida profesional también, mientras que "la formación y el apoyo iniciales" son de los más débiles.

3. Independientemente de la metodología elegida, la mayor eficacia del profesorado se produce cuando se ejerce con plena convicción lo que está haciendo, ya que esto genera un clima positivo en el aula, que es clave para mejorar los resultados del alumnado. En España el clima escolar es el "menos favorable" de los países participantes. También aparece como escasa "la colaboración profesional".

4. El profesorado no está en contra de que se le evalúe, sino a favor de una evaluación seria de su labor, siempre que reciba información del resultado, para mejorarlo, y que este sirva para su reconocimiento profesional. En España la evaluación del profesorado y de los centros es escasa.

5. Sobre la dirección de los centros, y en la línea del informe publicado por la OCDE a finales de 2008, y que ha tenido una repercusión prácticamente nula en nuestro país, el informe nos muestra que somos los más bajos en liderazgo pedagógico (incidencia en lo pedagógico) y de los más bajos en liderazgo administrativo (incidencia en la gestión): la capacidad real de los equipos directivos es prácticamente irrelevante.

6. También se pone de relieve que en España la autonomía de directores y centros con respecto al profesorado (promoción, selección, sanciones,...) es muy escasa, y en el caso de los centros públicos "simplemente no existe". Estas conclusiones debieran ser motivo urgente de reflexión y de adopción de medidas por parte de los responsables de establecer las políticas educativas. Asimismo, todos los responsables del proceso educativo deberíamos olvidarnos de ideas preconcebidas, aceptar lo evidente, y ponernos a trabajar conjuntamente, para contribuir a la mejora de la educación en nuestro país.

José Antonio Martínez es presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (FEDADI)