Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft ya tiene su propio Google

La conclusión inicial de algunos expertos informáticos es que Bing es una gran mejora

Después de incontables intentos, Microsoft ha decidido atacar a Google con la única arma que le quedaba por emplear: un buscador muy similar al de su principal competidor. Bing es una página diseñada de forma parecida a Google.com: interfaz sencillo, opción de navegar visionando imágenes, posible localización de búsquedas en un mapa y publicidad relevante y relacionada con las búsquedas realizadas por el internauta.

En principio, Bing iba a nacer el miércoles, pero Microsoft ha decidido ponerlo en marcha hoy, con la pretensión de hacerle sombra a sus competidores y ganar terreno en el mercado de las búsquedas. "Hoy en día, los buscadores desempeñan un trabajo decente a la hora de navegar en la red y encontrar información", dijo Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, en un comunicado. "Pero no desempeñan un buena trabajo a la hora de permitir a la gente utilizar la información que encuentran".

Bing es un buscador que la empresa define como un "dispositivo de decisión", un buscador que "ofrece grandes resultados, ofrece un servicio más organizado, simplifica el trabajo y proporciona comprensión, abriendo el camino a decisiones más rápidas y seguras". Microsoft tuvo este producto en pruebas durante meses. En principio registró el dominio Kumo, pero al final se ha decantado por Bing, una palabra vacía de significado, como es habitual en otros buscadores.

La conclusión inicial de algunos expertos informáticos es que Bing es una gran mejora, pero no respecto al mercado de los buscadores en general, sino respecto a anteriores productos de Microsoft, como MSN.com o Live.com. "Aunque Bing es, sin duda, el mejor buscador de Microsoft hasta la fecha, aun carece de algo decisivo que nos haga abandonar Google", dice Scott Gilbertson, de la página web Monkey_Bites, asociada a la revista Wired.

Otra revista especializada, CNet, lo define como un buscador decente, pero "no consistentemente superior a Google". "En muchas búsquedas (no las propuestas por Microsoft), los resultados de Google eran más relevantes y útiles", añade.

Las principales novedades de Bing son el hecho de que la página ofrezca una serie de búsquedas relacionadas: si uno busca la palabra "patata", el buscador propone también términos como "carne con patatas" o "variedades de patata". Además, graba el historial de búsquedas de la propia dirección IP y lo muestra en pantalla como un breve y reducido historial.

Microsoft ha querido aunar en el buscador diversos servicios en los que Google no ha ganado mucho terreno en los últimos años, como el de las búsquedas de vuelos y hoteles. Además, ofrece búsquedas concretas sobre asuntos médicos, como sintomatología, tratamiento o imágenes.

Lo realmente positivo de Bing, como algunos expertos han descrito en diversos blogs, es que puede servir para reavivar la competición entre buscadores. "Independientemente de que gane o no la guerra de los buscadores, la competición es muy buena para el resto de Internet", dice Michael Arrington en TechCrunch. "Google necesita un empujón para innovar más".

Hasta el momento, Google se mantiene líder de las búsquedas online con un 64% del mercado norteamericano, y trabaja intensamente en nuevos productos a añadir a su ya clásico buscador. Yahoo queda en segundo puesto, con un 20% de las búsquedas. Microsoft no supera el 8 según la medidora comScore.