Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy irá al Constitucional si Zapatero dicta una 'ley Sarkozy' contra las descargas

La ministra de Cultura pide que se "deje de insultar a los artistas" por patriotismo

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha avisado de que acudirá al Tribunal Constitucional en caso de que en España el Gobierno implante una normativa similar a la francesa, conocida como ley Sarkozy que permite cortar la conexión por ADSL a un usuario por vía administrativa en caso de que realice descargas masivas por Internet de archivos protegidos por derechos de autor.

Durante un mitin en Oviedo, Rajoy se ha preguntado si los jóvenes españoles quieren el canon digital, "que es lo que les da Zapatero", o que les puedan quitar el ADSL por decisión administrativa. En caso de que esta normativa se intentase aplicar en España, el líder del PP ha anunciado que se opondrá y que acudirá a la Justicia (el PP suele acudir siempre al Constitucional cuando se trata de leyes aprobadas por el Gobierno) "si alguien toma esta decisión".

El Parlamento francés dio vía libre el pasado mes de mayo a la ley que permite la desconexión de Internet a aquellos internautas que utilicen programas p2p de intercambio de archivos y descarguen contenidos como películas o música protegida por derechos de autor.

No insulten al artista

No ha sido la única referencia en la campaña. Del otro lado, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, han denunciado que quienes desprecian a los artistas con sus "insultos" lo que están haciendo es "bramar contra un país" y hacer daño a quienes trabajan por "mejorar la democracia y crear empleo".

Con todo, González-Sinde y Pajín han defendido durante un acto de campaña en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para las elecciones al Parlamento europeo que los que defienden la libertad y la creatividad "no se arrugan" y son "capaces de alzar la voz no para intimidar, sino para construir". De hecho, la secretaria de Organización ha animado a los artistas a que sigan "alzando la ceja" para criticar cuando lo sientan necesario.

La ministra de Cultura ha asegurado que "hace falta más que un millón de insultos para asustar o hacer daño a un artista", pero ha advertido de que "insultar a los creadores puede bastar para que un librero venda menos libros esta tarde o para que un teatro, una sala de conciertos o un cine vea disminuida su taquilla esta semana". Por ello, ha hecho un llamamiento para que "se pare de insultar a los creadores". "Quiero pedir un mínimo de patriotismo con la cultura y un mínimo de sensibilidad social", ha agregado.