Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Las autoridades mexicanas observan una disminución de los contagios

Aseguran que las medidas adoptadas "se empiezan a reflejar".- El brote de gripe porcina ha provocado ya 152 muertes en México

El jefe del Gobierno de Ciudad de México, la zona de México más afectada por el brote de gripe porcina, ha informado hoy de que ayer se produjeron tres nuevos fallecimientos por el virus, por lo que la cifra de posibles muertes es de 152. Los casos confirmados son sólo 20. Marcelo Ebrard ha señalado que, desde el pasado sábado, se viene observando una disminución de los contagios. En una rueda de prensa, ha explicado que ayer fue el día con más pacientes dados de alta en los hospitales de la capital desde que se inició el brote y ha asegurado que las medidas que se están tomando "se empiezan a reflejar".

Ebrard ha explicado que la tendencia primero fue creciente y después decreciente, esto es, los afectados por la gripe porcina en Ciudad de México pasaron de 127 casos el jueves 23 de abril a 210 el viernes 24, y a 351 el sábado 25. Y luego han ido bajando: el domingo 26 hubo 326 enfermos y ayer lunes 320. "Eso no quiere decir que tengamos resuelto el problema, ni mucho menos, quiere decir que lo que estámos haciendo se empieza a reflejar", ha destacado Marcelo Ebrard, quien ha insistido en que hay que estar preparados para lidiar mucho tiempo con el virus.

El jefe del Gobierno de Ciudad de México ha negociado con el empresariado de la ciudad y ha decretado el cierre de todos los locales de entretenimiento hasta el domingo, lo que ha dejado la ciudad con apenas un puñado de restaurantes funcionando, y éstos limitan el acceso, con el propósito de que no haya aglomeraciones. "Estamos en el momento crítico, tenemos que lograr que no se dé un contagio exponencial", ha subrayado.

Ebrard tuvo que salir anoche a intentar calmar a los capitalinos, que se abalanzaron a los supermercados después de que circularan rumores de que éstos iban a cerrar sus puertas. Las colas fueron larguísimas y los estantes quedaron vacíos, sobre todo los que exhibían arroz, atún en lata y agua.

El Gobierno mexicano dibujó en 2008 el peor escenario de una pandemia de gripe

La Secretaría de Salud mexicana consideraba inminente la posibilidad de una nueva pandemia de gripe, que habría tenido consecuencias desastrosas: en su peor escenario, más de 117.000 muertes, la capacidad hospitalaria rebasada en más de un 900% y pérdidas económicas millonarias. Los modelos matemáticos pintaban una realidad dantesca: uno de cada cuatro mexicanos se contagiaría y 17 de cada cien tendrían un "alto riesgo de complicaciones". La buena noticia es que esos modelos matemáticos se hicieron en función de la capacidad de provocar muertes que tiene el virus de la gripe aviar. En el caso de la gripe porcina, consideran las autoridades, el riesgo de mortandad es mucho menor.

El documento, titulado Manual para la preparación de instituciones ante una pandemia de influenza, data de octubre de 2008.

Según Miguel Ángel Lezana, encargado del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades de México, que es el organismo que firma el informe, el escenario es menos malo de lo que el manual aventuraba. Lezana ha explicado a EL PAÍS que este tipo de documentos se elaboran desde 2005 a petición de la Organización Mundial de la Salud, y ha subrayado que los modelos matemáticos que se aplicaron se basaron en el caso hipotético de tratarse del virus de la gripe aviar, o de una variante de él. Un escenario, ha explicado, que generaría una pandemia de alta mortalidad. Lezana ha explicado que al ser el virus del gorrino, "cuya letalidad, cuya virulencia resulta ser mucho menor", el panorama ya no es tan pesimista.

Más información