Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres de Marta del Castillo reclaman un referéndum sobre la cadena perpetua

Solicitan reunirse con Zapatero y Rajoy.- "Pido que cada día que pasen en la cárcel sea un infierno para ellos", dice la madre sobre los implicados en el caso

Los padres de Marta del Castillo, la menor de 17 años cuyo cadáver se busca en el río Guadalquivir después de que su ex novio Miguel Carcaño confesara que había acabado con su vida, han ofrecido este miércoles una rueda de prensa en Sevilla en la que han pedido reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para expresar "el dolor de la familia, de Sevilla y de España". "Estamos destrozados, indignados. Son cosas que no te esperas y estamos muy cansados, sabiendo que tenemos dos hijas más y que queremos recuperar nuestra vida", ha afirmado el padre, Antonio del Castillo, que ha pedido la celebración de un referéndum sobre la cadena perpetua. "Por eso no vamos a ser menos democráticos", ha aseverado.

Antonio del Castillo y Eva Casanueva han dado las gracias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por el trabajo que están desarrollando. Según Antonio del Castillo, "puede haber más detenidos; la policía está haciendo una gran labor y está tirando del hilo".

La madre de Marta, que es la primera vez que ha comparecido ante los periodistas, ha reclamado que los cuatro implicados hasta ahora en el caso "cumplan la máxima pena". "Pido que cada día que pasen en la cárcel sea un infierno para ellos", ha dicho.

Antonio del Castillo ha señalado que, tras la desaparición de Marta, el pasado 24 de enero, pensó que ésta había sido víctima de una "encerrona", pero en ningún momento que se hubiera ido tan lejos. La madre de la chica ha criticado el "cinismo" de Samuel Benítez, en prisión como presunto cómplice del asesino confeso de Marta, ya que "esa misma noche (la de la desaparición) estuvo en casa junto con el grupo de amigos que buscaba a mi hija", ha contado el padre. En este sentido, Antonio del Castillo ha asegurado que no le extraña que Miguel Carcaño pueda ser el autor de la muerte de su hija, pues "no ha parado de decir mentiras; dijo que había estado toda la noche durmiendo en su piso y que allí no había pasado nada".

Antonio del Castillo ha manifestado que la familia está recibiendo atención psicológica por parte de la Junta de Andalucía y que acudirán a la manifestación que se celebrará el próximo sábado en Madrid para reclamar justicia. Respecto a las críticas de aquellos que aseguran que algunos medios están dando un tratamiento sensacionalista al caso, Antonio del Castillo ha negado que se haya organizado un "circo mediático".

Hasta el momento son cuatro los implicados: el asesino confeso, Miguel Carcaño, de 20 años, ex novio de la chica; sus dos amigos Samuel Benítez y Javier G., de 15 años; y Francisco Javier, hermanastro de Miguel. Miguel y Samuel se encuentran en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el pasado lunes. El menor de 15 años está en un centro de internamiento por encubrimiento, y está previsto que el hermano de Miguel pase a disposición judicial.

Según creen los investigadores, Miguel discutió con Marta la tarde del sábado 24 de enero hasta que, según su confesión, la golpeó violentamente con un cenicero. A continuación, llamó a sus amigos Samuel y Javier porque "tenía un problema". Al llegar al piso, se encontraron con Miguel y su hermano Francisco Javier frente al cuerpo de Marta enrollado en una manta. Miguel, Samuel y Javier condujeron el cadáver hasta un coche, mientras que Francisco Javier, de unos 40 años, supuestamente permaneció en el piso limpiando las pruebas del crimen. Javier, al volante, y Samuel condujeron el cuerpo hasta el río, mientras Miguel les seguía en una moto. Una vez en el puente de la zona del Charco de la Pava, Miguel y Samuel arrojaron el cuerpo al Guadalquivir. Se desconoce si Marta falleció en el piso de Miguel o si la arrojaron viva al río. De ello depende que los jóvenes sean acusados de asesinato u homicidio, incógnita que despejará el cadáver si aparece.

Los investigadores no descartan nuevos arrestos tras las confesiones de los implicados. El círculo de jóvenes que conocían el crimen y que podrían ser acusados de encubrimiento podría ampliarse, informan J. Martín Arroyo y R. Rincón. "Es un caso abierto y seguimos trabajando para inculpar a todos los que tengan responsabilidades", dijo el martes el jefe superior de policía de Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra.

Mientras prosigue la investigación, más de 150 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continúan buscando el cuerpo de Marta en el Guadalquivir. Trece perros, pertenecientes a la Unidad Canina de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, han comenzado este miércoles a rastrear las orillas del río en busca del cadáver de la chica.