La Autónoma de Barcelona expulsa a seis estudiantes por los altercados de la pasada primavera

Las sanciones, que van de uno a tres años, pueden ser recurridas por los afectados, opuestos al 'plan Bolonia'.- El rector dice que mantiene el diálogo con los alumnos

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha resuelto hoy expulsar a seis estudiantes por participar presuntamente en los altercados violentos ocurridos en el Campus de Bellaterra (Barcelona) la pasada primavera. Las sanciones impuestas son temporales, con una vigencia de entre uno y tres años: un alumno ha sido expulsado por tres años, otro por dos y otros cuatro por uno. 22 alumnos más recibirán amonestaciones a través de una carta. Todas las sanciones pueden ser recurridas por la vía contencioso-administrativa.

Los expulsados están acusados de participar en distinto grado en agresiones a guardias de seguridad de la universidad, de acosar en el aparcamiento a la decana de Filosofía y Letras y de acceder a su despacho y a la información de su ordenador.

Más información
La catedrática Ana Ripoll gana las elecciones al rectorado de la UAB
División del profesorado de la UAB sobre los expedientes a los alumnos
Los estudiantes ocupan la Facultad de Letras de la Autónoma de Barcelona

Las sanciones han sido anunciadas por el rector saliente, Lluís Ferrer, que dejará el cargo tras las vacaciones a la rectora electa, Ana Ripoll. Pese a las sanciones, Ferrer dice que mantiene abierto el diálogo con los estudiantes, más de un centenar de los cuales están encerrados en el rectorado y en la Facultad de Letras desde hace días, en una campaña de oposición al plan Bolonia, que unifica los títulos universitarios en la UE. Los encerrados piden la retirada del plan y la celebración de un referédum vinculante sobre él, además de la retirada de los expedientes.

A modo de prueba de que mantiene abierto el diálogo, Ferrer ha declarado que las sanciones no tienen aún fecha de ejecución y que además la Universidad tiene que decidir si las amonestaciones a 22 estudiantes constarán en el expediente académico. No obstante, las sanciones impuestas hoy no son firmes: todas son recurribles ante un tribunal por la vía contencioso-administrativa. De hecho, si los alumnos recurren, una sala de lo contencioso-administrativo tiene capacidad para suspender cautelarmente la resolución aprobada por la Autónoma.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS