Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cumbre del clima alude por primera vez a límites de las emisiones para China e India

El avance mantiene viva la negociación contra el calentamiento

La lucha contra el cambio climático ha dado este miércoles un paso adelante en la cumbre del clima de Poznan (Polonia). Un paso enrevesado, complicado, rebuscado, inextricable -como la ONU- y cuyo alcance se podrá valorar con el tiempo. Aunque los 187 países reunidos se dejan el grueso de la negociación para el año que viene, en el texto acordado se alude por primera vez a cifras concretas de limitación de emisiones para los grandes países emergentes como China e India. Tendrán que limitar sus emisiones entre un 15% y un 30% en 2020 respecto a la tendencia actual. Es decir, podrán crecer, pero a menor ritmo. Siempre que haya un acuerdo el año que viene en Copenhague.

Los países reunidos para renovar el protocolo de Kioto han pactado un texto en el que citan otro del presidente del grupo que menciona que los países emergentes deberán limitar sus emisiones en 2020 y que da un rango. Es decir, el texto no menciona las cifras sino que alude a otro que sí lo hace. Esto es un avance respecto a lo acordado hace un año en la cumbre del clima de Bali, ya que allí los países en desarrollo pactaron que limitarían sus emisiones -siempre que recibieran enormes sumas de dinero y tecnología- pero no incorporaron ninguna cifra.

Esa alusión es lo que ha permitido desbloquear la cumbre, ya que el día anterior Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda habían puesto en peligro hasta el objetivo de reducir las emisiones entre un 25% y un 40% los países desarrollados pactado hace un año.

Los gases de efecto invernadero, principalmente CO2, se acumulan en la atmósfera y retienen parte del calor que emite la Tierra. El nivel de gases de efecto invernadero en la atmósfera es actualmente el mayor en 650.000 años tras un siglo y medio de quema masiva de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón.