Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hambre afecta a 963 millones de personas en el mundo, 40 millones más que en 2007

La FAO advierte de que la actual crisis económica puede conducir a más gente aún a la pobreza

Al menos 963 millones de personas son víctimas del hambre en el mundo, lo que supone 40 millones más que en 2007, denuncia la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en el informe El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo (SOFI 2008) presentado hoy en Roma. El organismo de la ONU advierte de que "la actual crisis económica y financiera puede conducir todavía a más gente hacia el hambre y la pobreza".

"Los precios de los alimentos han bajado a nivel mundial desde principios de 2008, pero este descenso no ha solucionado la crisis alimentaria en muchos países pobres", ha dicho el director general adjunto de la FAO, Hafez Ghanem, al presentar el estudio.

La gran mayoría de las personas desnutridas en el mundo -907 millones- vive en países en desarrollo, según los datos del informe, y el 65% de ellas se concentra en siete países: India, China, la República Democrática del Congo, Bangladesh, Indonesia, Pakistán y Etiopía.

Casi dos tercios (583 millones en 2007) de los hambrientos del mundo viven en Asia, el continente más poblado, mientras que en el África subsahariana una de cada tres personas (236 millones en 2007) sufre de desnutrición crónica.

También en Latinoamérica y el Caribe, que en 2007 consiguieron reducir el hambre antes del alza de los precios de los alimentos, las nuevas subidas han incrementado el número de personas hambrientas en la región, que se situó en 51 millones el año pasado.