Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de los pacientes con EPOC desconoce sufrir la enfermedad

Los insidiosos síntomas respiratorios se confunden con "cosas de la edad y del tabaco"

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en torno al 80% de los ciudadanos de los países industrializados que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (conocida por el acrónimo de EPOC) no lo saben. Este proceso, cuya progresión conduce a una grave insuficiencia respiratoria, se confunde en sus comienzos con "cosas de la edad y del tabaco": tos, expectoración y disnea o dificultad respiratoria. Sus retos: el diagnóstico precoz, un correcto manejo terapéutico y acabar con el hábito de fumar. Estos tres objetivos han centrado hoy la conmemoración del Día Mundial de la EPOC, auspiciado por la OMS.

"Con el otoño aumentan las exacerbaciones de este proceso, un gran desconocido, que va lesionando paulatinamente los pulmones y produciendo una alteración irreversible de la función respiratoria", explica el doctor Julio Ancochea, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), coordinador de la Estrategia del Servicio Nacional de Salud en EPOC y jefe de servicio en el hospital La Princesa de Madrid.

La tos, la expectoración y la disnea o dificultad respiratoria al esfuerzo llegan a ser asumidas por el propio enfermo como "cosas normales del tabaco y de la edad". Esto, para el doctor Ancochea, explica en gran medida el infradiagnóstico, ya que el paciente no consulta en los comienzos del proceso. Aun así, la EPOC causa en España el 12% de las consultas del médico de atención primaria y hasta el 40% de las del especialista en neumología.

El fenómeno del infradiagnóstico hace que muchos enfermos no se beneficien de los avances terapéuticos, farmacológicos y de otro tipo, que se están produciendo con el fin de mejorar la calidad de vida y reducir el ritmo de agravamiento.

Pese a todo ello, la EPOC supone el 2% de gasto a la sanidad pública, ya que se le imputan 3.000 millones de euros anuales, de los que el 84% corresponden a hospitalizaciones. El coste anual medio por paciente sólo por la atención sanitaria es de 1.876 euros, sin contar los costes indirectos por baja laboral. El de un paciente grave puede ascender hasta 3.538 euros y en algunos casos multiplicarse por cinco. Con el otoño y el invierno se producen muchas exacerbaciones severas que requieren ingreso.

Según el presidente de la SEPAR, la realización en atención primaria de una sencilla prueba, llamada espirometría, a todos los fumadores mayores de 40 años con algún síntoma respiratorio tendría un "altísimo rendimiento diagnóstico y ése podría ser el primer paso para instaurar el tratamiento más adecuado a cada caso".

Las previsiones de la OMS sugieren que para la próxima década la EPOC será la tercera de causa de muerte en los países desarrollados, tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Cada año causa 1.300.000 fallecimientos, de los que 18.000 se producen en España.

Se trata de una epidemia que viene como consecuencia de tantos años de tabaquismo. Sólo un 10% de los casos son debidos a la contaminación ambiental, a infecciones respiratorias de la infancia y a ciertos déficits enzimáticos.

La SEPAR está valorando la posibilidad de denominar a esta enfermedad tabacosis y considera la denominación de EPOC "inapropiada e ineficaz". Según manifestó el pasado verano el presidente de esta sociedad científica en uno de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, "se está haciendo un flaco favor a la sociedad ocultando esta enfermedad tras un acrónimo de difícil comprensión".

También han sido entregados en la Asociación de la Prensa de Madrid los premios periodísticos que sobre este proceso ha convocado en su primera edición la SEPAR, con el mecenazgo de la multinacional farmacéutica GSK. El primero recayó en un reportaje aparecido en EL PAÍS y se otorgaron tres accésits, respectivamente, a Telemadrid, El Diario de Sevilla y La Razón.