Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace el primer bebé seleccionado genéticamente en España para curar a su hermano

La sangre de su cordón umbilical ayudará a superar a su hermano mayor una grave enfermedad hereditaria

Un bebé libre de una grave enfermedad hereditaria que padece su hermano y con el que es compatible ha nacido en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, ha informado hoy el Servicio Andaluz de Salud (SAS). La sangre de su cordón umbilical servirá para realizar el trasplante que necesita su hermano para superar una anemia congénita severa. Se trata de la primera vez que un procedimiento de estas características se realiza íntegramente en España. Y ha sido posible gracias al Diagnóstico Genético Preimplantatorio, que sólo ofrece la sanidad pública andaluza.

El niño, que se llama Javier, nació el pasado domingo "con la esperanza de poder dar a su hermano Andrés, de 6 años y afectado de beta-talasemia mayor, una oportunidad para seguir con vida", afirma el SAS en un comunicado.

Con la aprobación en 2006 de la Ley de Reproducción Humana Asistida, Andalucía se convirtió en la primera comunidad en recoger el Diagnóstico Genético Preimplantatorio como un derecho incluido en la cartera de servicios de la sanidad pública.

Esta técnica se lleva a cabo en tratamientos de reproducción asistida y consiste en implantar a la madre, después de una selección genética, embriones compatibles con los de su otro hijo para que el futuro niño pueda aportar células madre con las que intentar curar la enfermedad del hermano mayor.

La Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Virgen del Rocío ha logrado que la pareja gaditana tenga un nuevo hijo que no sólo está libre de la enfermedad hereditaria, sino que es absolutamente compatible con su hermano puesto que tiene idéntico perfil de histocompatibilidad (HLA), con lo que es el donante idóneo para posibilitar su curación mediante el trasplante de cordón umbilical.

Se trata de la primera vez que se produce en España tanto el diagnóstico genético como el nacimiento. Hasta ahora habían nacido en España niños seleccionados genéticamente para curar a su hermano, pero los tratamientos de reproducción asistida en los que se realiza tal selección se habían realizado en el extranjero, después de que el Ministerio de Sanidad rechazara esos casos tras la entrada en vigor de la Ley de Reproducción Asistida.