Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía japonesa obtiene una orden de detención para tres defensores de las ballenas

Por primera vez se acusa de delitos penales a los activistas que figurarán en una lista de búsqueda internacional

La policía de Tokio (Japón) ha obtenido hoy una orden judicial de detención para tres defensores de las ballenas, miembros de la organización Sea Shepherd Conservation Society, por interferir en las actividades japonesas de caza de ballenas en el Antártico en 2007. Se trata de la primera vez que la policía acusa de delitos penales a defensores de las ballenas.

Dos estadounidenses y un británico, son sospechosos de atar con cuerdas los propulsores de uno de los barcos japoneses, según ha informado la agencia de noticias Kyodo. Pese a que desde 2000 son frecuentes los movimientos de activistas contra la caza de ballenas ésta es la primera vez que se califica como delito penal este tipo de acciones.

Búsqueda internacional

La Corte Judicial del distrito de Tokio ha emitido hoy las órdenes de detención de Ralph Koo, Jonathan Batchelor -dos estadounidenses de 41 y 30 años respectivamente- y Daniel Bebawi, un británico de 28 años.

Los tres acusados interrumpieron el trabajo de un barco ballenero de Japón que faenaba en aguas internacionales al sur de Nueva Zelanda el 12 de febrero del 2007, según la policía metropolitana de Tokio. Lo hacía a pesar de que desde 1986 está prohibida la caza de ballenas por la Comisión Ballenera Internacional. Pero desde 1987 Japón ha cazado estos cetáceos, una actividad que considera una tradición cultural, bajo el pretexto de investigación con fines científicos, algo que los activistas tachan de excusa para llevar a cabo su comercialización.

Koo, Batchelor y Bebawi figurarán a partir de hoy en una lista de búsqueda internacional después de que la policía de Tokio solicitara esta mañana su orden judicial de detención.