Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el inmigrante al que una aerolínea negó el viaje por su enfermedad terminal

La compañía negó el embarque a David Carlos Zapata porque temía que falleciera en pleno vuelo

David Carlos Zapata, el inmigrante que tuvo que certificar ante una compañía aérea el cáncer terminal que padecía para poder regresar a su país desde España, murió el pasado 9 de agosto, a los tres días de llegar a Bolivia, ha confirmado hoy su viuda. El caso de Zapata saltó a los medios después de que una aerolínea se negara a llevarle a Bolivia -donde el hombre, enfermo de cáncer de pleura y huesos, quería morir rodeado de su familia- porque, según la compañía, era peligroso para la salud del enfermo.

En realidad, la compañía temía que Zapata pudiera fallecer en pleno vuelo. Sin embargo, la normativa aérea española permite llevar bombonas u otros medicamentos si un médico los ha prescrito.

Finalmente, ante el revuelo suscitado, David Carlos Zapata y su mujer, Maruja Arias Quiroga, pudieron volver a Cochabamba tras varios días de angustiosa espera. Maruja Arias, enferma de aneurisma, ha explicado que muchas personas que conocieron el caso a través de los medios de comunicación llamaron a la familia para ofrecerles su apoyo y aportes económicos. Esta mujer ha quedado viuda y con tres hijos.

Asimismo, Quiroga ha querido dar las gracias a instituciones como el departamento de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid.

Quiroga viajó a España en 2006 y su marido lo hizo un año después para "dar una vida mejor" a sus hijos, pero ambos enfermaron y, según Maruja, vivieron "una odisea" para regresar a su país pues "las compañías aéreas no querían llevar a David porque "lo consideraban un peligro por su dolencia", relata la viuda.

Por fin, el 6 de agosto volvieron a su país con la compañía Aerosur tras hacerse con el certificado médico que la aerolínea le exigía para poder viajar.