Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias provocan inundaciones y cortes de vías en Vizcaya

Rubalcaba ofrece efectivos de la UME al Gobierno vasco.- En Cantabria "la situación es complicada".

Las intensas lluvias caídas la pasada madrugada en el País Vasco han ocasionado inundaciones en diferentes municipios y otros puntos de la Comunidad. Están cortadas varias carreteras de la red principal y secundaria, líneas de tren y de metro, mientras los bomberos y servicios de emergencia han desalojado en barca a alrededor de cincuenta vecinos de las localidades de Getxo y Berango.

La abundancia de lluvias durante todo el mes de mayo, ha explicado en rueda de prensa la viceconsejera de Interior vasca, María del Yermo Urkijo, ha hecho que los cauces de los ríos estuvieran ya saturados antes de las precipitaciones del fin de semana. Además, la tierra también saturada de agua, no ha sido capaz de absorber las últimas lluvias, lo que ha provocado el desbordamiento de varios ríos. La viceconsejera ha recomendado a los ciudadanos que no utilicen las vías de transporte y eviten salir de sus domicilios si no es realmente necesario.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, ofrecieron ayer al Gobierno Vasco la colaboración de la Unidad Militar de Emergencia y del resto Cuerpos de Seguridad del Estado.

En Getxo la zona más afectada es la próxima al río Gobela, que se ha desbordado anegando las calles. El agua ha llegado a la altura del primer piso de las viviendas de la zona, por lo que los bomberos han tenido que usar lanchas neumáticas para desalojar a los vecinos, que han sido trasladados a instalaciones de la residencia municipal del Sagrado Corazón y del Ayuntamiento, mientras se busca un espacio para acogerlos.

En la red principal, en la carretera de la avanzada, la BI-637, a la altura de los túneles de Leioa, la vía está cortada y se ha desviado la circulación. También hay problemas en la autopista A-8 entre Santurce y Galdakao. En la N-334 entre Galdakao y Bilbao hay carriles cortados por el agua y desprendimientos de tierra. Además, el río Nervión se ha desbordado en Basauri. Los trenes de cercanía de RENFE y el metro de Bilbao han tenido que interrumpir el servicio entre algunas estaciones.

Ademas unos 30.000 vascos se han quedado sin suministro eléctrico al inundarse varios centros de transformación de Iberdrola por el temporal de lluvia que afecta especialmente a Vizcaya.

En previsión de que la situación empeore el ayuntamiento de Bilbao ha hecho un llamamiento a los vecinos que tienen aparcados sus coches en zonas cercanas a la ría que retiren los vehículos y se mantengan alejados de la zona para evitar mayores problemas.

Las previsiones del Gobierno vasco es que continúen las precipitciones "aproximadamente hasta las 22:00 horas de esta noche". Asimismo, se espera que la influencia de la pleamar, anunciada para las 15:15 horas "no sea excesivamente preocupante".

Se prevé, además, que la noche del lunes al martes haya precipitciones, "pero muy localizadas". En todo caso, hasta que la situación meteorológica "no sea de tranquilidad", todos los servicios del Sistema vasco de Atención de Emergencias "se mantendrán trabajando" en situación de "alertas" y "prealertas".

Álava también se ve afectada

Aunque la provincia más afectada por las fuertes lluvias ha sido Vizcaya, Álava también se ha visto fuertemente afectada. De hecho, las autoridades han decidido abrir el pantano de Urrunaga, en la cuenca del Arratia, y el de Uribarri, para evitar que se produzca un desbordamiento, lo que está causando complicaciones en el río Zadorra.

Ante la situación, el Gobierno vasco reunió ayer a la Mesa de Crisis para coordinar a los responsables de las diferentes instituciones que están actuando para paliar los efectos de las inundaciones que afectan especialmente a Vizcaya.

En Guipúzcoa, ha explicado Urkijo, la situación ha mejorado a lo largo de la mañana, pero sigue habiendo zonas con riesgo de inundaciones, el río Oria, el Urola y el bajo Deba.

Situación complicada en Cantabria

Pero el País Vasco no ha sido la única comunidad autónoma afectada por las fuertes lluvias de las ultimas horas. En Cantabria el Servicio de Emergencias ha coordinado la pasada madrugada y esta mañana 37 intervenciones por las fuertes lluvias, que han provocado inundaciones, desbordamientos de ríos y numerosas carreteras cortadas en diferentes puntos de la región.

La zona más afectada es la del Bajo Miera, en los municipios de Ribamontán al Monte, Solózano, Hoz de Anero, Solares y Entrambaaguas donde un barrio ha tenido que ser desalojado. Numerosas carreteras tuvieron que ser cortadas por las fuertes lluvias además Protección Civil ha activado la alerta por riesgo de desbordamiento de tres ríos.

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha afirmado durante su visita a la zona afectada por las inundaciones, que la situación es "complicada", pero la comunidad autónoma cuenta con los medios para hacerla frente.