Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AI denuncia la existencia de tortura policial en España y la impunidad de la que goza

Amnistía Internacional ha presentado hoy el informe 'Sal en la Herida. La impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos'

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado hoy que los actos de tortura y maltrato por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no son "aislados", sino que se dan en todas las Comunidades Autónomas y gozan de una "impunidad casi total".

En la presentación del informe Sal en la Herida. La impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos, el presidente de AI en España, Esteban Beltrán, ha explicado que los agentes de Policía están por encima de la ley porque se les aplica la presunción de veracidad cuando sólo debía tenerse en cuenta el principio de imparcialidad.

Beltrán ha indicado que cuando una persona es maltratada por un agente de Policía se le intenta disuadir para que no denuncie, los compañeros del cuerpo niegan los hechos por corporativismo, la Fiscalía se opone a abrir diligencias y los jueces archivan la mayoría de los casos sin haber pedido una investigación. Asimismo Beltrán ha alertado del riesgo de que las personas que denuncian a agentes de Policía sean contradenunciados por atentado a la autoridad o por calumnias y puedan ser finalmente condenados.

En su informe, AI pone de relieve casos de personas que han recibido golpes, patadas, puñetazos e insultos de agentes de policía, tanto en la calle como bajo custodia policial incluso estando esposadas. Algunas de estas personas aseguran que los agentes las amenazaron con una pistola o un cuchillo, las azotaron en las plantas de los pies y las amenazaron de muerte. En uno de los casos, los policías dijeron al detenido que si no cooperaba violarían a su novia.

La investigadora de AI para España, Rachel Taylor, ha considerado que una de las causas "más graves" que propician estos actos es la falta de sistemas audiovisuales de grabación en "todas las comisarías y en todas las zonas donde pueda estar presente el detenido".

No obstante, Beltrán ha indicado que la gran mayoría de los funcionarios que, a su juicio, cumplen su deber con profesionalidad, "se ve empañada injustamente por los actos de malos tratos y torturas". Según AI existe una estructura "deficiente" que afecta a "todos los aspectos de la prevención, investigación y castigo de la tortura y los malos tratos".

En este sentido, AI ha considerado que existe una "falta de voluntad política" por parte de los sucesivos gobiernos para "prevenir, investigar y sancionar" estos actos y en algunos casos "se ha negado que existiera". Por ello, AI ha señalado que si el Gobierno no toma medidas efectivas "los agentes de policía estarán por encima de la ley y seguirá extendiéndose el clima de impunidad".

Recomendaciones a las autoridades

La ONG ha pedido al Gobierno que cree un organismo independiente que garantice la investigación inmediata, imparcial y exhaustiva de cualquier caso en el que exista una sospecha de que los policías han infligido malos tratos.

AI también ha exigido que la Fiscalía publique estadísticas con las denuncias por maltrato y que las víctimas tengan asistencia letrada gratuita desde que interponen la denuncia.