Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni como papá ni como mamá

Sólo uno de cada diez niños españoles quiere seguir la profesión de su padre, según una encuesta

Ellos anhelan notoriedad y prestigio, ellas aspiran a ayudar a los demás, pero coinciden en que no quieren ser como sus padres: apenas el 9,7 por ciento de los 1.500 los menores de entre seis y 17 años encuestados por la Fundación Adecco en su estudio anual ¿Qué quieres ser de mayor? pretenden ejercer la profesión de alguno de sus padres.

La brecha generacional también se aprecia en los asuntos que más les preocupan: si a los adultos les inquietan, según el CIS, el terrorismo, el paro y la vivienda, los niños españoles están preocupados por la pobreza, la guerra, el medio ambiente y la violencia doméstica.

La tercera edición de esta encuesta confirma las aspiraciones profesionales de los más pequeños ya registradas en años anteriores. Los niños quieren ser futbolistas (el 16,8 por ciento), profesores (el 5,6 por ciento), o ingenieros (4,9 por ciento). Las niñas, por su parte, sueñan con ser profesoras (19,8 por ciento), doctoras (10,5 por ciento) o veterinarias (15,4 por ciento).

Estas tendencias se consolidan dentro de ese diez por ciento que se inclina por seguir los pasos de sus progenitores: obviando la exclusiva profesión de futbolista, los niños que quieren imitar a su padre, el 70 por ciento, pretenden ser médicos, profesores, abogados o arquitectos. Sólo el 30 por ciento aspiran a imitar a sus madres, que ejercen de profesoras, enfermeras, abogadas y diseñadoras.

Más allá de sus ambiciones laborales, la encuesta revela que los niños aspiran a conciliar la vida familiar y profesional, ya que 79 por ciento antepone pasar tiempo con la familia a ganar dinero.

Al 60 por ciento de los niños encuestados les da igual que su jefe sea hombre o mujer, aunque hay diferencias entre sexos: un 23,5% de los niños prefiere que sea hombre y un 31,8% de las niñas prefiere que sea mujer.