Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía portuguesa revisa el área donde podría estar enterrado el cuerpo de Madeleine

Un diario holandés recibe una nota anónima sobre el paradero de la niña desparecida

Las autoridades portuguesas han empezaron a inspeccionar el área donde, según un diario holandés, puede estar enterrada la niña británica Madeleine McCann, aunque han sido más los periodistas que han recorrido la zona que los policías. Las autoridades han guardado silencio sobre las investigaciones y se han limitado a señalar que iban a analizar la carta y los mapas que han llegado de forma anónima al periódico De Telegraaf y que les han sido remitidos por la Policía holandesa.

Las autoridades portuguesas han empezaron a inspeccionar el área donde, según un diario holandés, puede estar enterrada la niña británica Madeleine McCann, aunque han sido más los periodistas que han recorrido la zona que los policías. Las autoridades han guardado silencio sobre las investigaciones y se han limitado a señalar que iban a analizar la carta y los mapas que han llegado de forma anónima al periódico De Telegraaf y que les han sido remitidos por la Policía holandesa.

La niña fue secuestrada el pasado 3 de mayo, pocos días antes de cumplir 4 años, y, según los documentos enviados al diario, su cuerpo fue enterrado bajo ramas o piedras a pocos metros de un camino distante 15 kilómetros del hotel de Playa de la Luz, en el sur de Portugal, donde siguen los padres de Madeleine.

Otra nota el año pasado

De Telegraaf ha indicado que el remitente de la carta es "muy probablemente" el mismo que el año pasado les envió una nota en la que señalaba el puente de Lieja (Bélgica) donde aparecieron los cadáveres de dos niñas belgas secuestradas, Stacy y Nathalie, de 7 y 10 años.

Según el periódico, que remitió la carta a la Policía de Amsterdam, en los dos folios con mapas de una zona del Algarve hay un punto con una cruz y la anotación "posible lugar de Madeleine". Por los caminos de la franja de terreno de monte bajo y pedregoso en el que podría estar el cuerpo han circulado este miércoles numerosos vehículos con fotógrafos y equipos de televisión, mientras sólo un pequeño grupo de efectivos de la Policía ha sido visto inspeccionando una zona cercana a la localidad de Odeaxere.

Un único sospechoso oficial

Fuentes policiales han afirmado a los periodistas que tienen previsto investigar la pista holandesa, pero no han dado detalles sobre sus planes y los efectivos que dedicarán a la búsqueda. También han guardado silencio los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann, que han visitado varias capitales europeas para pedir ayuda en la búsqueda de la niña y siguen en el Algarve con sus otros dos hijos gemelos de 2 años.

Pese a las recompensas de más de cuatro millones de euros ofrecidas en el Reino Unido por pistas sobre la niña, a la campaña internacional lanzada por sus padres y a la gran cobertura periodística que recibió el caso, la Policía no logró averiguar nada concluyente sobre el paradero de Madeleine.

Su único sospechoso oficial, un ciudadano británico que vive cerca del hotel de donde desapareció la niña, no llegó a ser detenido ni tampoco prosperaron las investigaciones sobre sus propiedades y efectos personales ni de las personas de su entorno.