Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cibeles excluye a cinco modelos de los desfiles por su "extrema delgadez"

Las maniquíes no superaban un índice de Masa Corporal de 18, el mínimo exigido por la organización

Cinco de las 69 modelos que han pasado por la báscula de la Pasarela Cibeles, cuya 45ª edición arranca mañana en el Parque del Retiro, han sido rechazadas para desfilar por tener un peso "excesivamente bajo", al dar un índice de Masa Corporal (ICM) inferior a 18, el mínimo exigido por la organización para evitar polémicas sobre la anorexia.

La endrocrinóloga Susana Monereo, encargada junto con otras dos doctoras de hacer el control de peso a las modelos, ha dicho que algunas de las maniquíes no han superado un IMC del 16, un índice “muy bajo” según esta especialista, que ha dicho que el mismo equivale a medir 1,80 metros y pesar menos de 50 kilos.

En todo caso, pesar tan poco y medir tanto -"una delgadez extrema", en palabras de la doctora- no siempre es sinónimo de enfermedad. Pero la organización de Cibeles prefiere curarse en salud y, de acuerdo con las normas dadas desde la Comunidad de Madrid, apartarlas del evento porque "puede influir negativamente sobre la población general y ser causa de problemas relacionados con la anorexia”.

De las cinco jóvenes que no han superado la prueba médica, tres son extranjeras y dos españolas, cifra que coincide con la de la anterior edición de Pasarela Cibeles, cuando se rechazó también a otras a cinco chicas. De las 69 jóvenes que se han sometido entre ayer y hoy al control de peso, la media de su ICM estaba entre el 18,5 y el 19, aunque, según Monereo, en algún caso ese índice llegaba al 20.

La responsable de Endrocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe ha asegurado que la cinco modelos que no han pasado la criba para desfilar en el certamen madrileño ”ya se olían" que no pasarían la prueba. Aún faltan por pasar por la báscula dos o tres chicas que vienen de viaje. Los hombres también se han sometido a los controles sanitarios contra la anorexia durante los últimos dos días y seguirán haciéndolo los que vayan llegando a Madrid para desfilar durante los próximos días. Todos los que han pasado por la báscula tenían un IMC superior al 18.

"Una manzana al día"

Por su parte, la directora de la Pasarela Cibeles, Leonor Pérez Pita, ha recordado que las cinco modelos rechazadas venían de desfilar en Nueva York, y en el caso de dos de ellas de participar en 25 desfiles y emprender, después, un largo viaje de avión, con lo cual -ha justificado- "han podido adelgazar en este trayecto".

El objetivo de Pasarela Cibeles es dar una imagen de "salud y belleza", ha continuado la responsable del certamen de moda. "Aquí [a una modelo] la ven 500 personas, pero en televisión la ven 6 millones y una niña puede pensar que eso es un canon de belleza y puede inducir a que enferme", y ha precisado que, por ello, "no estamos hablando de la salud de las modelos, sino de la imagen que dan como modelo de belleza".

Entre las modelos que hoy han desfilado ante la báscula está Raquel Brel, que desfila este año para Antonio Pernas y mide 1,82 metros y pesa 61 kilos. Ella ve con buenos ojos esta medida al considerar que una imagen "excesivamente delgada de las modelos no es buena para la sociedad y no se corresponde con la realidad". Con una experiencia de diez años en las pasarelas, cree que entre sus compañeras "son más la que comen poco que las que son delgadas de constitución", y ha precisado que ella ha visto a alguna otra modelo comer tan sólo "una manzana al día". "Son más las que comen poco que las que se alimentan bien", ha resumido.

Sin embargo, para Godeliz, otra de las chicas que hoy ha pasado la prueba de la báscula, esta medida es "injusta" porque hay muchas modelos delgadas de constitución que gozan de muy buena salud.