Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña de 14 años, quinta víctima de la anorexia en Brasil en dos meses

Maiara Galvao Vieira murió el pasado sábado a causa de un paro cardiorrespiratorio provocado por anorexia nerviosa

Madrid / Río de Janeiro

Una estudiante de Brasil, Maiara Galvao Vieira, de 14 años, murió el pasado sábado 6 de enero a causa de un paro cardiorrespiratorio provocado por anorexia nerviosa, según informa hoy la prensa de Río de Janeiro. Con esta muerte, ya son cinco el número de mujeres fallecidas en menos de dos meses por problemas relacionados con la alimentación en Brasil. La joven, que soñaba con ser modelo, fue diagnosticada en diciembre pasado con anorexia nerviosa.

El caso de Maiara Galvao mantiene la polémica desatada el pasado 14 de noviembre cuando murió en Sao Paulo una modelo brasileña de 21 años, Ana Carolina Reston Macan, debido a las complicaciones causadas por la estricta dieta que seguía para mantenerse delgada.

Thayrinne Machado Brotto, con apenas 46 kilos de peso, murió en la madrugada del día 1 de enero en un hospital de la ciudad de Sao Gonzalo, un suburbio de Río de Janeiro, como consecuencia de los problemas que sufría desde hacía meses en su afán por adelgazar para ajustarse a los cánones impuestos por la moda. La familia descubrió que la joven forzaba los vómitos después de comer hace seis meses, cuando comenzó a tener problemas de salud y en la escuela, reseña el periódico.

"Ella era muy estudiosa, pero reconoció que no estaba consiguiendo concentrarse en las clases. Entonces admitió que tenía bulimia y pidió que la ayudáramos", dijo la madre de la adolescente. Pese al tratamiento psicológico que inició y a las consultas con especialistas en nutrición, el estado de salud de la joven se fue agravando, con desmayos y otros síntomas, hasta que tuvo que ser ingresada en el hospital, en el que murió.

En Nochebuena, otra joven, Beatriz Cristina Ferraz, de 23 años, y una estatura de 1,57 metros, falleció en un hospital de Sao Paulo debido a complicaciones cardíacas causadas por la anorexia que sufría desde el 2003, que le había llevado a pesar 35 kilos.

El pasado 14 de noviembre la modelo Ana Carolina Reston Macan, de 21 años y que sufría de anorexia, también murió por los problemas que le causaron las estrictas dietas que seguía para mantenerse delgada. El caso de Reston, que tuvo repercusión internacional, llevó a las principales agencias de modelos brasileñas a exigir certificados médicos y exámenes de sangre a las jóvenes que aspiran a subirse a las pasarelas.

Días después, Carla Sobrado Casalle, de 21 años, a quien también se le había diagnosticado anorexia y tomaba medicamentos para adelgazar, falleció en Araraquara, municipio en el interior del estado de Sao Paulo.