El Papa denuncia el hambre, el odio y la esclavitud en la sociedad de la abundancia

Benedicto XVI expresa su "gran preocupación" por la situación en Oriente Próximo e Irak durante su tradicional bendición de Navidad

Benedicto XVI ha denunciado esta mañana que, a pesar de tantas formas de progreso, "en esta época de abundancia y consumismo desenfrenado se sigue muriendo de hambre y pobreza, hay esclavitud, odio racial y religioso y terrorismo" y que ante ello el hombre del tercer milenio necesita más que nunca a Cristo.

El Pontífice ha hecho estas manifestaciones durante la bendición urbi et orbi, pronunciada desde el balcón central de la basílica de San Pedro del Vaticano, en el que ha expresado su "gran preocupación" por la situación en Oriente Próximo e Irak, y ha abogado para que se abra una perspectiva de una paz justa en la región.

Ante decenas de miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro para escuchar el segundo Mensaje de Navidad de su Pontificado, Joseph Ratzinger ha proclamado al mundo que "ha nacido el Salvador", pero inmediatamente se ha preguntado: ¿tiene todavía valor y sentido un Salvador para el hombre del tercer milenio?".

"En este tiempo de abundancia y consumismo desenfrenado se sigue muriendo de hambre, sed y de pobreza. Todavía hay quienes están esclavizados, explotados y ofendidos en su dignidad, quienes son víctimas del odio racial y religioso y no pueden profesar libremente su fe por intolerancias y discriminaciones, por injerencias políticas y coacciones físicas o morales".

También ha destacado como problemas de esta época la inmigración a la que se ven obligadas miles de personas en busca de condiciones de vida digna, de los que son engañados, de los esclavizados por las drogas y el alcohol y "los que eligen la muerte creyendo que ensalzan la vida", en referencia al último caso de eutanasia registrado en Italia. Tras el Mensaje, Benedicto XVI ha impartido la bendición Urbi et Orbi (a Roma y a todo el mundo) en 62 idiomas, en el que de nuevo la palabra que más pronunció ha sido paz. En español, ha proclamado: "Feliz Navidad. Que la paz de Cristo reine en vuestros corazones, en las familias y en todos los pueblos". Centenares de españoles y latinoamericanos presentes rompieron en aplausos. El mensaje ha sido transmitido en directo por un centenar de televisiones de 61 países, entre ellos España y la mayor parte de América Latina.

Miles de personas asisten en la plaza de San Pedro al mensaje navideño del Papa.
Miles de personas asisten en la plaza de San Pedro al mensaje navideño del Papa.AP

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50