Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera gata clonada da a luz tres crías

Son perfectamente normales y dos se parecen a ella y una al padre

Copy Cat, la primera gata del mundo concebida mediante clonación, parió tres crías el pasado mes de septiembre. Son perfectamente normales, están sanas y dos de ellas se parecen a la madre, mientras que la tercera es como el padre. Copy Cat, que ya tiene cinco años, no necesitó ningún tipo de tratamiento especial para su concepción, según han explicado los padres de la gata, la Universidad A&M de Texas (Estados Unidos). Aunque no es el primer mamífero clonado en dar a luz, sí que resulta una noticia esperanzadora, ya que el índice de abortos entre los clones es muy elevado.

CC, como también llaman a la gata, se convirtió el 22 de diciembre de 2001 en la primera mascota clonada del mundo, como fase previa de la Universidad para clonar un perro dentro de un proyecto más amplio conocido como Missyplicity. En la investigación que dio lugar a CC, dirigida por Mark Westhusin en el departamento de Veterinaria de la universidad, se invirtieron más de 3,5 millones de dólares.

El embrión que evolucionó hasta convertirse en CC fue el único de entre 87 en desarrollarse satisfactoriamente. Para crear a la oveja Dolly, hace casi 10 años, se necesitaron 277 fracasos. CC tiene el pelo blanco y negro, característica que extrañó a los expertos, ya que la gata de la que se extrajo el ADN para la clonación era parda. Se cree que esta diferencia se debe a la influencia parcial de los genes en el pelo de los gatos, cuya definición se produce durante el desarrollo del animal.

Los problemas de los clones

Los animales clonados suelen desarrollar sobrepeso, su vida tiende a ser más corta de lo normal por un problema en los cromosomas y el índice de abortos y muertes en la primeras etapas de desarrollo son muy elevadas. Dolly, que fue el primer mamífero clonado del mundo mediante la técnica de transferencia nuclear, envejeció a un ritmo superior al de otros animales de su especie y desarrolló una avanzada artritis. Finalmente, fue sacrificada en 2003 debido a que padecía de una enfermedad pulmonar progresiva.

En todo caso, CC no es el primer gato clonado en dar a luz, según ha explicado la profesora de veterinaria y criadora de la gata. Duane Kraemer, ya que en Nueva Orleans se logró reproducir con éxito dos gatos salvajes africanos. El padre de las tres crías es Smokey, un gato atigrado nacido mediante los métodos tradicionales de procreación. Dos de los gatitos, sanos y normales, son como CC, mientras que el tercero es igualito a su padre.

La clonación de esta gata abrió la vía para dar respuesta a quienes aman tanto a sus mascotas que rehúsan aceptar su mortalidad. En EE UU, muchas voces se alzaron contra estas prácticas, debido, al margen de razones ética, a la superpoblación de animales domésticos.