Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno y las comunidades acordarán el miércoles nuevas medidas contra la gripe aviar

El Ejecutivo detalla que la cepa del virus hallado en un ave en Álava es similar a la de otros países europeos

El Gobierno y las comunidades autónomas se reunirán el miércoles para unificar criterios y consensuar con expertos si es necesario tomar medidas excepcionales tras la detección el viernes del primer caso de un ave afectada por el virus H5N1 de la gripe aviar. Así lo ha acordado hoy la comisión interministerial creada por el Gobierno para hacer frente a la amenaza de la gripe aviar.

El ejecutivo central y los autonómicos se reunirán el miércoles en el marco del Comité Nacional de Sistemas de Alerta Veterinaria, integrado por el Ministerio de Agricultura, las comunidades y expertos en aves migratorias. En dicha reunión, discutirán posibles nuevas medidas de protección y vigilancia que se añadan a las ya puestas en marcha tras el hallazgo de un ave muerta infectada con el virus H5N1, según ha informado el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda.

El secretario de Estado ha explicado además que la cepa del ave encontrada en el humedal de Salburua, en Vitoria, es la misma que la encontrada en las aves de la República Checa y similar a las de Grecia, Italia, Alemania y Francia, países en los que las medidas de prevención se limitaron al circuito de las aves silvestres, y no a las de corral.

Además, Moraleda ha afirmado que el Gobierno "nunca ha bajado la guardia ante el virus H5N1" y ha dejado claro que la posibilidad de contagio humano es "prácticamente nula". El responsable de Comunicación del Gobierno ha detallado que desde el pasado mes de enero se han realizado 48.000 análisis y ha recomendado a los consumidores que mantengan sus hábitos de consumo para que el sector avícola no se vea "injustificadamente" afectado, dado que el virus no se contagia a través del consumo, sino de un contacto continuado con aves enfermas.

En ese mismo sentido se ha pronunciado la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, que sostiene que se trata de un "problema de sanidad animal" que no afecta "para nada" al consumo de aves ni a sus derivados.