Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis de las sedaciones en el Severo Ochoa

Los inspectores de la Consejería de Sanidad de Madrid auditaron en 2003 el servicio de urgencias del hospital de Leganés sin hallar mala praxis en las sedaciones a enfermos terminales. Su informe, realizado tras cuatro meses de investigación, responde a muchas de las cuestiones que se han vuelto a plantear sobre las sedaciones terminales en el servicio de urgencias del centro. El centro encargó la inspección después de una denuncia anónima similar a la actual. El comité de ética de Getafe también analizó las sedaciones y aplaudió el trabajo de los médicos de urgencias.

¿A qué se debe la alta mortalidad en las urgencias de Leganés?

Se cumplimentaban correctamente las historias clínicas?

¿Qué normas rigen en el hospital para la sedación?

¿Cuánto tardaban en fallecer los pacientes?