Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cardenal Rouco Varela, operado en Madrid por una dolencia renal

Los médicos le han operado esta mañana y le han extraído el riñón derecho

El cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela (Lugo, 1936), ha sido intervenido quirúrgicamente ayer en el Hospital Gregorio Marañón de la capital. Los médicos le han extirpado el riñón derecho en una operación calificada como satisfactoria, de la que evoluciona favorablemente. A primera hora de la tarde fuentes médicas han informado de que el religioso sufre un cáncer vesical, pero desde el Arzobispado de Madrid, que preside Rouco Varela, se ha negado este extremo.

El cardenal fue ingresado ayer por la tarde tras "sentirse mal", según han informado fuentes del arzobispado. El parte médico facilitado por el Arzobispado indica que sufre "una dolencia del riñón derecho que ha hecho precisa la extirpación del mismo".

Rouco Varela nació el 20 de agosto de 1936 en la localidad gallega de Villalba. Estudio en el Seminario de Mondoñedo entre 1946 y 1954, y se licenció en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca en 1958. Fue ordenado sacerdote en Salamanca en 1959; el 1 de abril celebraba su primera misa en su localidad natal, aunque ese mismo año se trasladaba a Munich, donde se doctoró en 1964 con una tesis titulada Iglesia y Estado en la España del siglo XVI.

Regresó a España para ser profesor en el seminario donde había estudiado, aunque en 1969 volvía a Alemania para integrarse en la Universidad de Munich, donde enseñó también Derecho Canónico. En 1971 obtuvo esa cátedra en la Universidad Pontificia de Salamanca, de la que fue nombrado vicerrector un año después.

En septiembre de 1976, el papa Pablo VI le nombró obispo auxiliar de Santiago de Compostela; ocho años después sería nombrado arzobispo, al tiempo que entraba a formar parte de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española; en 1993 pasó a integrarse en el Comité Ejecutivo, y el seis años después era elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española. El papa Juan Pablo II le nombró arzobispo de Madrid el 28 de julio de 1994, en sustitución de Ángel Suquía.

Fe de errores
Pese a que en la información se afirmaba que Rouco Varela sufría un cáncer vesical —extremo luego desmentido por el Arzobispado de Madrid—, durante unas horas, y por error del redactor, se informó en el titular de que la afección era cáncer de vesícula.