Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos del primer trasplante multivisceral, optimistas sobre la recuperación de la paciente

Una adolescente recibe el estómago, duodeno, intestino delgado, páncreas e hígado de un donante

El quipo médico que llevó a cabo el primer trasplante multivisceral que se realiza en España de cinco órganos del aparato digestivo, además de un riñón, que se practicó con éxito el pasado 6 de febrero en el hospital La Paz, se han mostrado esta mañana optimistas sobre la capacidad de recuperación de la paciente trasplantada, aunque han señalado que habrá que esperar un mes para conocer su evolución.

El equipo responsable de la operación, en el que también participaron miembros del Ramón y Cajal y que duró más de 21 horas, de las que 15 se dedicaron a la cirugía, ha explicado en conferencia de prensa que técnicamente la intervención resultó satisfactoria, pero que habrá que esperar al menos un mes para ver la evolución de la paciente, una joven de 16 años. El trasplante de estómago, duodeno, intestino delgado, páncreas, hígado y riñón fue coordinado por el jefe de la Unidad de Trasplantes Digestivos Infantiles, Manuel López Santamaría, quien ha informado de que participaron un centenar de profesionales.

La paciente trasplantada padecía una pseudo-obstrucción idiopática, enfermedad congénita que provoca la paralización del aparato digestivo y la incapacidad, que puede o no ser permanente, de hacer circular los alimentos por el aparato digestivo desde el estómago hasta el colón. La adolescente, de la que sólo se conoce un dato, que es de una comunidad del norte de España, llevaba años sin poder ingerir nada por vía oral y su alimentación era parenteral, de forma que el alimento le llegaba directamente a la sangre, lo que a la larga le provocó daño hepático y una insuficiencia renal irreversible, y obligó a trasplantarle también el hígado y uno de los riñones.

El donante, un niño de 10 años

Las dificultades técnicas del trasplante derivaron del mayor peso del donante, un chico de diez años, que a pesar de que tenía seis años menos que la receptora pesaba diez kilos más que la adolescente trasplantada, que debido a su patología tenía un peso de sólo 31 kilos. A pesar de que la complicada cirugía que exigió la intervención, los médicos han señalado que el principal peligro está en que la paciente, que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital la Paz, pueda desarrollar alguna infección. Gerardo Prieto, del Servicio de Gastroenterología y Nutrición de La Paz, ha destacado los problemas que causa el que el intestino esté colonizado por gérmenes propios que pueden infectar el resto del organismo.

La causa de la enfermedad que padece la joven es una afección congénita que se puede dar de forma espontánea, como en este caso, o ser familiar, y tiene diferente grado de gravedad, ya que sólo a un 25% de los pacientes les provoca una obstrucción intestinal permanente. Los responsables de La Paz informaron de que al menos cuentan con otro niño que en el futuro deberá ser intervenido para el trasplante intestinal, un tipo de intervención de escasa difusión en el mundo, ya que sólo se han llevado a cabo alrededor de 700 trasplantes.

De estos, los más frecuentes son los trasplantes de intestino aislado, luego los de intestino e hígado y los menos comunes son los que precisan, como en este caso, el trasplante multivisceral. En España, La Paz obtuvo la acreditación de la Organización Nacional de Trasplantes para realizar trasplantes intestinales, en colaboración con el hospital Ramón y Cajal, que comenzaron a realizarse en 1999 y desde entonces han culminado con éxito cinco, dos intestinales y cuatro combinados hígado-intestino.