Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

La UE frena la investigación con células madre hasta finales de 2003

El Consejo de Competitividad aprueba el VI Programa Marco de Investigación

La investigación con células madre embrionarias en Europa deberá esperar al menos un año para recibir fondos. El Consejo de ministros de Competitividad de la Unión Europea (UE) ha aprobado esta mañana una moratoria hasta finales de 2003 para la financiación conjunta de proyectos de investigación con este tipo de células, cuyo uso no está autorizado en todos los estados de la Unión. De esta forma, los Quince satisfacen en parte la postura del Gobierno español, que pedía un aplazamiento en las ayudas por más tiempo.

Así, el comisario europeo de Investigación, Philippe Busquin, ha confirmado que los Quince han aprobado los programas específicos del VI Programa Marco de Investigación y Desarrollo, lo que permite la entrada en vigor, a partir de 2003, de esta iniciativa global dotada con un presupuesto de 17.500 millones de euros para los próximos cuatro años, de los que una partida de 1.230 millones será para el programa nuclear Euratom.

Junto a la decisión, han adoptado, con el voto en contra de Italia, una declaración anexa en la que aplazan hasta antes del fin de 2003 el establecimiento de reglas para la financiación de investigaciones con células madre, lo que aparca hasta entonces la incógnita de si este tipo de proyectos tendrán o no cabida en el VI Programa Marco.

Se abre ahora un nuevo itinerario para elaborar la decisión. La Comisión Europea publicará en primavera un informe con apreciaciones éticas y organizará, en torno a septiembre de 2003, un seminario sobre la materia con participación de miembros del Consejo y del Parlamento Europeo. Basándose en las conclusiones de este encuentro,

elevará una propuesta de reglamento al Consejo, que requerirá, aunque podrá ignorar, la opinión del Parlamento Europeo, que es favorable a estas investigaciones.

Investigaciones en Suecia y Reino Unido

Mientras tanto, el Ejecutivo comunitario se abstendrá de proponer este tipo de proyectos, salvo en los casos en los que las células se encuentren ya almacenadas y aisladas. Suecia y Reino Unido pueden beneficiarse de esta opción. La declaración anexa prevé asimismo que todo proyecto que la UE financie en este área sea sometido al control y supervisión de un comité regulador. Además, rechaza la investigación de iniciativas que entrañen clonación reproductiva de seres humanos y la modificación de la herencia genética en humanos para extraer células madre.

El ministro danés y presidente del Consejo, Bendt Bensen, ha señalado que el mecanismo acordado por los Quince para aparcar la polémica suscitará un "gran debate sobre la cuestión" en la UE, al tiempo que evitará que "la investigación vaya a un ritmo que la sociedad no puede asumir".

Por su parte, el comisario europeo de Investigación, Philippe Busquin, ha recordado que los Estados miembros donde la investigación con células madre es legal podrán seguir financiándola con fondos nacionales sin tener en cuenta la moratoria comunitaria. Italia, representada por el viceministro de Investigación, Guido Possa, ha votado en en contra de la declaración conjunta por entender que no ofrece "suficientes garantías" para descartar un uso "contrario a la ética" de embriones humanos.