ESCÁNDALO SEXUAL

La Archidiócesis de Los Ángeles mejorará su imagen con asesores de Hollywood

La empresa ha trabajado para clientes como la actriz Halle Berry

La Archidiócesis Católica de Los Ángeles ha contratado los servicios de Sitrick, una destacada firma de relaciones públicas de Hollywood, para tratar de paliar la mala imagen de la Iglesia de EE UU tras el escándalo generado por los abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

En el más puro estilo californiano, la Archidiócesis contrató a la compañía Sitrick, especializada en intentar variar el curso de la opinión pública cuando no es favorable al cliente.

Más información

Esta compañía ha trabajado con anterioridad con clientes como Halle Berry, ganadora este año del Oscar como mejor actriz cuando tan sólo hace dos años era el centro de todas las bromas después de que sufriera un accidente automovilístico y abandonara el lugar de los hechos.

En este caso será la Archidiócesis de Los Ángeles como tal y no un mero individuo quien recibirá ayuda de esta firma para intentar detener la oleada de críticas y denuncias que existen contra la Iglesia.

Esta Archidiócesis se encuentra en el centro de un escándalo que comenzó en Boston y que se ha extendido por todo el seno de la Iglesia Católica, censurada por el comportamiento sexual de varios de sus curas y por el código de silencio que ha protegido durante años a estos infractores.

El cardenal, demandado

En particular, el cardenal Roger Mahony, al frente de esta Archidiócesis, ha sido demandado por cuatro personas que aseguran haber sido víctimas de los abusos sexuales de un cura local, situación que el prelado conocía de antemano. De hecho, el cardenal admitió recientemente que tenía conocimiento de este tipo de abusos por parte de uno de sus curas pero que prefirió mantener el escándalo en secreto.

Sin embargo, la firma ha reconocido a la prensa que existen grandes diferencias entre los métodos utilizados para crear una opinión pública favorable cuando se trata de una estrella de Hollywood o cuando se habla de una entidad "con la dignidad debida" de la Archidiócesis Católica de Los Angeles.

Según el portavoz de la Archidiócesis, Todd Tamberg, el deseo del cardenal Mahony es mirar "hacia adelante" y hacer llegar al público la política de "tolerancia cero" en temas de índole sexual con la que la Iglesia espera solucionar estos problemas para que no vuelvan a repetirse.

En cuanto a los honorarios de la firma de relaciones públicas, Tamberg no quiso entrar en detalles pero aseguró que eran similares a los de un buen abogado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50